Rafael Ramos.14 octubre, 2020

“Perdí mi empleo formal por la pandemia y en estos meses he hecho diferentes cosas y logrado sostener a la familia y de una u otra manera. He mandado montones de currículums, he tocado muchas puertas, pero mi esposa me presiona y dice que tengo que tener trabajo para diciembre, pero no ve que hago trabajos de construcción, pintura, mandados, compro y vendo cosas, y hasta tenemos unos pequeños ahorros. Esta presión me tiene enfermo, al punto de que ni nos hablamos”.

"He mandado montones de currículums, he tocado muchas puertas pero mi esposa me pasa presionando y me dice que tengo que tener trabajo para diciembre", cuenta el lector.

1. Estos son tiempos para actuar con mesura, comprensión y prudencia, para moverse con sensatez y ubicarse. Encontrar empleo hoy tiene múltiples variables, debido a la situación. Es duro preparar el currículum, dejarlo, moverlo, llamar a contactos, ir a entrevistas y tocar puertas. Esto es un proceso que puede tomar hoy mucho tiempo.

2. Me parece admirable que en medio de esto usted esté de forma creativa procurando ingresos y haciendo de todo un poco para salir adelante. Cuando se tiene que proveer a la familia se camina con un saquito de presión todos los días y usted se esta moviendo y merece un profundo respeto.

3. Quizá su esposa quisiera tener la certeza de un salario fijo, estable y con un horario para planificar mejor la vida, pero también hay que emplear la mente y darse cuenta de que todo lo que usted hace le da soporte financiero a la familia.

4. No se pueden manejar estas cosas desde la insensatez, la imprudencia y la presión, porque eso solo va a causar un estrés innecesario. El llamado aquí es el diálogo, a la revisión objetiva de la realidad y darse cuenta que por encima de las dificultades siempre hay opciones. Además, se debe ser prudente y tomar las cosas con calma para evitar procesos de tensión innecesarios y darle importancia a la escucha, la comprensión, hacer un presupuesto, trazar planes, tomar lápiz y papel y trabajar juntos, ajustados a la realidad pero sin caer en presiones.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr