Erick Quirós.29 enero
La pareja de Melissa Mora y Jonathan Picado duró dos años casada. Instagram.
La pareja de Melissa Mora y Jonathan Picado duró dos años casada. Instagram.

El amor entre la modelo Melissa Mora y Jonathan Picado llegó su fin. Según supo La Teja, la ahora expareja firmó la tarde de este viernes 29 de enero el divorcio, tras dos años de matrimonio.

De momento se desconocen las razones por las que el matrimonio tomó la decisión, pero ya algo nos olíamos, pues el muchacho no aparecía desde hace bastante tiempo en las redes sociales de Melissa.

La última publicación juntos fue en agosto del año anterior para el cumpleaños número 35 de Picado.

Melissa se mostró muy triste, pero decidida. De momento no ha dado declaraciones sobre la separación ni las razones que la llevaron a dar este paso.

En Instagram subió una historia hace unas horas donde decía: “Ánimo que todo tiene un propósito en la vida”, seguramente en referencia a lo que acaba de vivir.

La guapa modelo estuvo acompañada en la firma del divorcio de su gran amiga, la maquillista Mirlen Quesada, quien precisamente fue la persona quien le presentó hace varios años, a su hasta hoy esposo.

Falta la firma de Picado, pero está acordado que lo haga pronto.

“Ella es de las personas que cree mucho en Dios y si Él decidió que no continuaran las cosas, pues ella va a estar tranquila”, nos dijo una persona cercana a la modelo.

Melissa Mora y Jonathan Picado dieron el sí en abril del 2019. Fotografía: Lilliam Arce.
Melissa Mora y Jonathan Picado dieron el sí en abril del 2019. Fotografía: Lilliam Arce.

Melissa Mora y Jonathan Picado se comprometieron en noviembre del 2017 y se casaron el 6 de abril del 2019, en una ceremonia religiosa realizada en la capilla Santa María del Hotel Wyndham Herradura, en Belén.

Jonathan tiene 35 años y trabaja en una empresa de venta de repuestos para carros.

Desde enero del 2018 ambos decidieron vivir en unión libre, en la casa de la modelo, en San Ramón, y luego formalizaron la relación que ahora concluye.

Al parecer, la pareja se dijo adiós en buenos términos, lo que facilitó un trámite ágil del divorcio. Es decir, cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Melissa aseguró a La Teja hace unos días que el 2021 lo aprovechará para ponerle amor a su carrera como cantante. También nos había dicho el año anterior que quería agrandar su familia y que dejaba todo en manos de Dios para que así fuera, pues tal parece que ya eso no ocurrirá.