Rafael Ramos.12 febrero

“Simplemente no sé cómo manejar esto. Mi esposa me fue infiel y la perdoné pero las cosas nunca volvieron a ser iguales. Yo no le reclamo nada, ni le digo nada, pero ella es muy indiferente conmigo. Han pasado cinco años y todo sigue iguala pesar de mis esfuerzos. Mi interés primordial son los hijos, pero me quiero ir, ya que no estamos haciendo nada juntos, pero ella me dice que si me voy me va a tocar olvidarme de mis hijos”.

"Sé que no estamos haciendo nada juntos, pero ella es de las que dice que si me voy que me olvide de mis hijos”, cuenta nuestro lector. Foto: Ilustrativa.

1. Usted tiene que tener muy claro cuál es su límite a nivel emocional y a la vez permitirse reconocer cuáles son sus derechos y cuáles no, tanto en el plano legal como en el emocional. Esto es profundamente importante para mantener sano el amor.

2. Si usted considera que efectivamente la relación no da para más, al margen de la situación de infidelidad, lo mejor es actuar ya que en su vida hay un patrón de indiferencia y de desconexión. Si esto es así, el pronóstico es reservado. Si las cosas no funcionan, después de haber pasado cinco años en los que trataron de solventar sus temas emocionales, lo mejor es ser realista analizar la situación y tomar decisiones.

3. El tema respecto a los hijos pasa por un extremo legal en todo momento, ya que ambos adultos deben tener muy presente que los niños tienen el derecho de correlación con ambos padres y este no se puede violentar por conflictos de adultos no resueltos. Ignoro las edades de sus hijos, pero es momento de que usted tenga un asesor legal que le permita hacerle ver los derechos de ustedes como padres y también las de sus hijos.

4. Es un sinsentido desgastarse en una relación cuando ninguno de los dos lo desea. No es saludable vivir en una estructura de convivencia por la motivación incorrecta pues se crea una relación disfuncional, esto únicamente los esclaviza y la verdad no tiene mucho sentido.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr