Rafael Ramos.18 enero

“Me ha tocado enfrentar un proceso muy difícil, ya que mi esposo está incapacitado, ambos tenemos 38 años y él ya tiene dos años de estar en cama. Lo cuido, hemos podido salir adelante y tenemos el apoyo económico de la familia, pero para mí ha sido muy duro y hay momentos en los que empiezo sentirme enojada con la vida y triste”.

"Hay momentos en los que empiezo sentirme cansada o enojada con la vida pero sobre todo me siento triste", dice la lectora. Archivo

1. El reto de un proyecto de relación bajo la premisa de la salud y la enfermedad es parte del amor y es parte de lo que toca enfrentar a veces. Estar uno al lado del otro desde la solidaridad, la entrega, la comprensión y muchas otras cosas más.

2. No obstante, esto no es sencillo, ya que las expectativas iniciales se diluyen y la pueden poner frente a una realidad que no esperaba y que claramente no estaba preparada. Esto crea cansancio físico y emocional, que muchas veces se lleva silencio.

3. No tiene porque sentirse mal, son sus emociones ante una realidad. Esto en alguna medida es un proceso de duelo y también implica muchísimas emociones. Es fundamental cuando estas cosas pasan, que no solo se dedique a estar y aportar el 100% a su pareja, también debe darse espacios.

4. También se requiere reconocer que se necesita trabajar para establecer un proceso de apoyo y equilibrio emocional para que la persona que asume el rol de cuidador(a), ya que esta tiene que asumir no solo el cuido, sino muchos procesos que tienen que ver con el orden económico y administrativo del hogar. Usted requiere apoyo de la familia y de los amigos y por qué no, de un profesional a nivel sicológico que le pueda ayudar y orientar porque es normal experimentar factores depresivos en este tipo de casos.

5. No hay que acumular culpa, ya que los sentimientos encontrados derivados por el cansancio y la contrariedad son esperables en una situación de estas, pues se generan muchas presiones. Hay que reconocer que no tiene que llevar esta carga sola, es momento de hablar y de buscar apoyo.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr