Rafael Ramos.Hace 2 días

“Mi mamá es adulta mayor y debido a la pandemia no ha querido salir de la casa. Ella goza de muy buena salud y enviudó hace algunos años atrás, tiene un buen estado de ánimo y es muy activa, pero no quiere ver a sus porque tiene miedo contagiarse. Le hemos explicado que nosotros nos cuidamos, pero dice que nos volverá a ver hasta que pase esto. Una hermana suya se fue a vivir con ella y la pasan bien, pero nos preocupa”.

12-08-2014. Hora: 09:30 a.m. Margarita Fonseca, de 63 años, es madre de seis hijos que la mayor parte de su vida la dedicó al cuido de ellos, luego al cuidado de varios de sus nietos y ahora cuida de su madre, Margarita Rivera Alfaro, de 88 años. Esta adulta mayor padece de Alzheimer, por ello Margarita construyó, con la ayuda de sus hermanos, un cuarto más en su casa en Aguacaliente de Cartago y llevó a su madre a vivir allí. Fotos: Mayela López
12-08-2014. Hora: 09:30 a.m. Margarita Fonseca, de 63 años, es madre de seis hijos que la mayor parte de su vida la dedicó al cuido de ellos, luego al cuidado de varios de sus nietos y ahora cuida de su madre, Margarita Rivera Alfaro, de 88 años. Esta adulta mayor padece de Alzheimer, por ello Margarita construyó, con la ayuda de sus hermanos, un cuarto más en su casa en Aguacaliente de Cartago y llevó a su madre a vivir allí. Fotos: Mayela López

1. Preocuparse es un acto muy noble y ahora con el concepto de burbuja social se trazan normas orientadas al cuidado y la evitar contagios, pero si su mamá tiene buena salud, está acompañada por una hermana, se siente bien, se mantiene activa, acata las normas del Ministerio de Salud, se comunica por teléfono con ustedes y tiene buen ánimo, entonces mantenga la tranquilidad.

2. Es bueno que su mamá tenga una posición sicológica en la cual trabajar, procurando las mejores condiciones para sí misma y en la que está tranquila con lo que está viviendo.

3. Ha sido difícil, pero puede respetar el hecho de que ella quiera que pase un poco más de tiempo para sentirse más tranquila. Sé que puede resultar frustrante y agobiante la situación, pero esto no se trata de desesperarse, sino de ser prudente y tener paciencia.

4. Ella administra bien la situación, se siente contenta, así que siga con la línea de acompañarla por teléfono y hasta donde ella lo permite. Debe darle tiempo para que ella procese las cosas.

5. Hay que tener paciencia y no es fácil, pero gracias a Dios parece que ella tiene muy clara la situación y no parece que tenga una lectura depresiva a nivel emocional, ya que se siente contenta, plena, segura y desde esta perspectiva simplemente está eligiendo una forma de llevar esto, de vivirlo, de adaptarse y a usted le toca respetar. Ella como adulta independiente ha tomado decisiones y tiene que comprenderla.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr