Silvia Núñez.3 agosto
Sergio aprovecha cada vez que viene algún salsero a dar un concierto para tratar de entrevistarlo para su programa. Cortesía
Sergio aprovecha cada vez que viene algún salsero a dar un concierto para tratar de entrevistarlo para su programa. Cortesía

El locutor Sergio Castro, del programa Top Zalsa, de la emisora Zeta F.M. (95.1 F.M.), puede rajar de tener una biblioteca musical en su casa.

El 1 de agosto recién pasado su espacio llegó a los cinco años como uno de los más escuchados en el horario de 7 p.m. a 8 p.m.

En el programa suelen sonar sus propios discos de acetato (de larga duración o sencillos) que colecciona desde que era adolescente.

Hoy les proponemos conocer mejor a este salsero de corazón, quien confiesa que es más lo que sabe del género que lo que lo baila.

En la cabina de Zeta F.M. ha tenido a artistas de la talla de Tony Vega. Cortesía
En la cabina de Zeta F.M. ha tenido a artistas de la talla de Tony Vega. Cortesía

– ¿Cómo nace su gusto por la salsa?

– Nace en mi casa. Mis papás han escuchado siempre mambos, boleros y todo este tipo de música como la de Pérez Prado, Benny Moré, Daniel Santos, Billo’s Caracas Boys de Venezuela; entonces uno fue amamantado con esa música y cuando llega la salsa le toca las fibras a uno porque anda por ahí, se nos hizo fácil enamorarnos de la salsa. Yo no escuchaba salsa como salsero hasta finales de los ochentas, ya con la cédula en la mano.

– ¿Cuáles artistas salseros lo empezaron a enamorar?

– Número uno, Rubén Blades, después Frankie Ruiz. Casualmente, Oscar (Castro, su gemelo chef) y yo éramos unos chiquillos cuando un cuñado trajo el disco “Siembra”, en el año 78. Yo lo escuchaba y me sonaba bonito y ya. Cuando uno crece se da cuenta de que ha venido escuchando ese disco toda la vida y es Rubén Blades el referente, así como Héctor Lavoe y Celia Cruz.

– Es coleccionista de discos, ¿cuántos calcula que tiene?

– Debo de tener en CD originales unos tres mil, no todos de salsa, porque escucho mucha música variada. Y en “long play” y acetato deben de ser unos cuatrocientos.

En su programa siempre lleva discos de sus colección para hacerlos sonar en la radio. Cortesía
En su programa siempre lleva discos de sus colección para hacerlos sonar en la radio. Cortesía

– ¿Desde cuándo empezó a coleccionarlos?

– Desde chiquillo, toda la vida me ha gustado comprar mis propios discos. Recuerdo que me gustaba ahorrar para irme para San José a comprar los discos de acetato en cuarenta y cinco, que eran los sencillos o los “long play”. Cuando salió el CD fue una locura, recuerdo que el primero que me compré fue en 1989 y de ahí para acá no he parado. Si me encuentro un CD que me gusta, lo compro. Amo poner mis discos, llegar a mi casa y escucharlos y saber que suenan mejor que cualquier descarga que haga por internet.

“Yo sé que disco hay ahí (en el mueble) y por qué lo compré. No es por comprar y guardarlo”, Sergio Castro
En Top Zalsa también programa canciones que solo en acetato tiene. Cortesía
En Top Zalsa también programa canciones que solo en acetato tiene. Cortesía

– ¿Cuáles considera que son sus discos más valiosos?

– Tengo un CD que lo compré hace como año y medio y me costó como 38 dólares (más de ¢21 mil) y usado. Pagar esa plata hoy en día por un CD es sumamente costoso, se llama “Romance del cumbanchero”, lo particular de ese disco es que es un tributo a un compositor que se llama Rafael Hernández y participan, entre otros artistas, Victor Manuelle, Gilberto Santa Rosa, Ednita Nazario y Marc Anthony. Cuando ese disco salió, en 1998, se vendieron todos, no se conseguía, tenía años buscándolo. Y el elepé más preciado que tengo es de Cheo Feliciano, él me lo autografió cuando vino a dar un concierto en el antiguo Estadio Nacional.

– ¿Cuál es el cantante que más pasa escuchando?

– Hay dos artistas que he escuchado más en toda mi vida: Jairo, que no tiene nada que ver con la salsa, y Rubén Blades.

Cuando estaba más joven Sergio conoció personalmente a Rubén Blades y hasta se tomó un café por más de una hora con el panameño. Cortesía
Cuando estaba más joven Sergio conoció personalmente a Rubén Blades y hasta se tomó un café por más de una hora con el panameño. Cortesía

– Es decir, no solo colecciona discos de salsa.

– Tengo colecciones muy completas como de Juan Gabriel, Luis Miguel, de José Feliciano, The Beatles, Led Zeppellin. Tengo algunos discos de Elton John, de Bob Marley tengo una colección que es edición limitada.

“Es algo muy complicado porque cuando yo escucho un disco que me gusta deja de ser algo que me gusta y se convierte en algo que necesito”, Sergio Castro

– ¿Cuál cree que es el mejor exponente de la salsa?

– Para mí, por un tema de trayectoria sería Gilberto Santa Rosa como exponente, por su permanencia y proyección. El que más gente mueve es Marc Anthony, lo que pasa es que a él se le puede ver cantando con reguetoneros y de más, pero nunca se volvió a escuchar hacer un dúo con un salsero después que lo hizo con la India. En cambio, Gilberto ha cantando con Guayacán de Colombia, con otro artista de Cuba, otro de Puerto Rico, con otros salseros reconocidos dándole honor a la salsa.

Los gemelos Oscar y Sergio Castro también han compartido con el salsero Cheo Feliciano. Cortesía
Los gemelos Oscar y Sergio Castro también han compartido con el salsero Cheo Feliciano. Cortesía

– ¿A cuál cantante sueña con tener en su programa?

– A Oscar De León. Lo intenté a través del hijo, pero no se ha podido.

– ¿Cuál cree que ha sido el éxito de su programa para mantenerse?

– Complacer a la gente, no ser un programa exclusivo sino inclusivo. Hay gente que excluye temas porque no le gusta un artista, nosotros tratamos de complacer a toda la gente.

Le encanta la cocina Grandes invitados Las más sonadas
De niño soñaba con ser periodista para tener acceso a los artistas que admira, pero con los años se convirtió en chef y junto a su hermano gemelo Oscar tiene un restaurante y escuela de cocina O’Sullivan Culinary. En su programa ha tenido de invitados a Victor Manuelle, Charlie Aponte (del Gran Combo); Papo Sánchez, de la orquesta de Roberto Roena, a Rey Ruiz, Tony Vega, Mickey Taveras, Ray Sepúlveda y Roberto Lugo, entre otros. “Idilio”, de Willie Colón; “Salsa con coco”, de la Coco Band y “Llorarás”, de Oscar De León son las canciones que más le piden que programe, pero él prefiere darles espacio a otras canciones que suenan menos.