Crónica, Arg.22 abril, 2018
El joven se sintió tan liberado que volvió a tomar los analgésicos. Nanopress.com
El joven se sintió tan liberado que volvió a tomar los analgésicos. Nanopress.com

Scott Purdy, un joven inglés de 23 años, dijo que notó que su gusto por las mujeres desaparecía a medida que consumía un analgésico conocido en el Reino Unido como pregabalin.

Scott comenzó a tomar el medicamento a principios del 2018, luego de romperse el pie en un accidente de kartismo. En ese momento, estaba de novio con una chica, además había tenido otras parejas con anterioridad.

Sin embargo, el muchacho dijo que pronto se dio cuenta de que había desarrollado una atracción por los hombres y se había vuelto homosexual.

“Noté que mi libido para las mujeres se había ido y que yo quería atención masculina. Estaba con una novia con la que había estado por alrededor de seis meses”, explicó el joven a la prensa local y agregó que nunca le habían interesado los hombres.

"Cuando era más joven tenía un poco de curiosidad, pero un par de semanas después de que empecé a tomarlo me di vuelta y le dije que ya no la encontraba físicamente atractiva. Ella sabía que estaba tomando pregabalina”.

“Le dije: Realmente no sé lo que me está pasando me gustan los hombres, y que no podía estar con ella”, contó.

Scott agregó: “Creo que la gente debería saber sobre esto. Si alguien recibe esto en el futuro, creo que deberían saber lo que este medicamento puede hacer”.

"Me tomó un tiempo darme cuenta de qué se trataba. Dejé de tomarlo durante unas semanas y ese deseo por los hombres simplemente se fue”, señaló.

Sin embargo, habría encontrado algo liberador en el medicamento. “Quiero seguir tomándolo porque me hace sentir feliz acerca de mi sexualidad. Me hizo sentir muy abierto. Es liberador. La pregabalina también se usa para controlar la paranoia y la ansiedad. Me ha hecho tan abierto y no me molesta lo que las personas piensan o dicen”, destacó.

“Lo he estado tomando durante unas semanas y me he dado cuenta de que cuando lo tomo quiero estar con hombres. Fue un shock para la gente. Lo publiqué en Facebook. No les dije el motivo, pero les dije que era homosexual” y ahondó sobre su nueva etapa: “Actualmente estoy hablando con un muchacho y en un par de semanas iré a verlo. Él está en Londres. Es realmente lo que estoy anhelando en este momento. Quiero estar con él ahora mismo”.

“Si hubiera sabido que esto era un efecto secundario antes no los hubiera tomado, pero ahora estoy feliz. No estoy enojado porque me ha hecho lo que soy”, sentenció.

El medicamento es fabricado por Pfizer, el gigante farmacéutico que también fabrica Viagra para tratar la disfunción sexual en los hombres.

Al respecto, un portavoz de Pfizer dijo: “Cuando se prescribe y administra de manera apropiada según la etiqueta aprobada, es una opción de tratamiento importante y efectiva para muchas personas que viven con dolor neuropático crónico, trastorno de ansiedad generalizada y epilepsia. La eficacia clínica de este medicamento se ha demostrado en un gran número de ensayos clínicos sólidos entre miles de pacientes que viven con estas afecciones”.