AFP .2 septiembre, 2020
Las vacaciones de Neymar en Ibiza lo contagiaron de COVID-19 y dejan en sospecha a otros compañeros que lo acompañaron como Keylor Navas. Foto: AFP
Las vacaciones de Neymar en Ibiza lo contagiaron de COVID-19 y dejan en sospecha a otros compañeros que lo acompañaron como Keylor Navas. Foto: AFP

Di María, Paredes y Neymar: tres jugadores del París Saint-Germain dieron positivo por coronavirus luego de unas polémicas vacaciones en Ibiza, situación que complican seriamente el regreso a la competición del reciente finalista de la Liga de Campeones.

"Tres jugadores del PSG fueron confirmados como positivos en los test Sars CoV2 y fueron sometidos al protocolo sanitario apropiado. El conjunto de los jugadores y del cuerpo técnico continuarán realizándose test en los próximos días", escribió el club parisino en Twitter este miércoles.

El PSG no confirmó la identidad de los futbolistas afectados. Pero AFP logró poco después, según fuentes coincidentes, la confirmación de que se trataba de la superestrella brasileña, y de los dos argentinos, respaldando la información del periódico deportivo L’Equipe.

El PSG había anunciado este lunes la puesta en cuarentena de dos de sus jugadores, Ángel Di María y Leandro Paredes, luego de que ambos fuesen identificados como “casos sospechosos”. Un tercero, calificado como “caso contacto”, fue asimismo puesto en aislamiento como medida de precaución.

Este anuncio complica el regreso a los terrenos de juego de los recientes finalistas de la Liga de Campeones, que deben reanudar este jueves los entrenamientos, a excepción de los internacionales europeos Mbappé, Kimpembe, Kehrer, Draxler, y de los tres jugadores en cuarentena.

Fiesta en Ibiza

Sin embargo, además de Neymar, Di María y Paredes, muchos jugadores parisinos, entre ellos Marquinhos, Mauro Icardi, Keylor Navas y Ander Herrera, fueron vistos en las redes sociales pasando sus vacaciones en la isla española de Ibiza y sin aparentemente respetar las medidas de protección contra el virus.

Al tener contacto con personas que han dado positivas al virus, estos jugadores claramente también se vuelven casos sospechosos que necesitan revisión.

En Instagram, la esposa de Marquinhos, por ejemplo, anunció este miércoles que el defensor brasileño fue puesto en cuarentena, a la espera de los resultados del test.

Esta situación pone en evidencia los límites del protocolo sanitario del club, que no pudo impedir el contagio de tres de sus jugadores que se fueron de vacaciones a la isla española conocida por su ocio nocturno.

Se supone que la mayoría de jugadores del PSG deben regresar este jueves a entrenar aunque queda la duda por nuevos contagios en el club. Foto: AFP
Se supone que la mayoría de jugadores del PSG deben regresar este jueves a entrenar aunque queda la duda por nuevos contagios en el club. Foto: AFP
Suspensiones

La Liga francesa puede además decidir el aplazamiento de los partidos de un club afectado, como así fue el caso en el duelo que iba a levantar el telón de la Ligue 1 entre el Olympique de Marsella y el Saint-Etienne, luego de la detección de varios casos en el club marsellés.

Por parte de las instituciones, varios dirigentes se mostraron favorables a un relajamiento de las medidas, para así evitar una cascada de aplazamientos de partidos.

El director general ejecutivo de la Ligue 1, Didier Quillot, afirmó su deseo de inspirarse en el protocolo de la UEFA, menos restrictivo, que permitía en el torneo final de la Liga de Campeones la disputa de los partidos mientras hubiese 13 jugadores -uno de ellos el arquero- disponibles.

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, también se pronunció en ese sentido, estimando en el periódico Ouest-France que "aplazar un partido por dos o tres casos es excesivo".

Luego del viaje a Lens, los parisinos tienen previsto recibir al Olympique de Marsella el 13 de septiembre en el clásico del fútbol galo.

Según el protocolo sanitario de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa actualmente en vigor, los jugadores que dieron positivo deben permanecer en cuarentena durante 14 días.

El protocolo actual establece, además, que a partir de cuatro casos detectados en ocho días consecutivos (entre jugadores y cuerpo técnico), la realización de entrenamientos colectivos deja de estar permitida, lo que podría conllevar el aplazamiento de partidos.