Rafael Ramos.9 mayo

“Mi novia terminó nuestra relación hace siete meses y al día siguiente buscó excusas para meterme conversación, como buscando que le preste atención. Hace tres meses me dijo que tiene un “pretendiente” y que se casarían en un mes, pero a la fecha sigue soltera. Lo que más me preocupa es que tengo un hijo pequeño con ella y he notado cierta manipulación respecto a la comunicación de temas de mi hijo pues no me informa nada. Lo matriculó en el kínder sin decirme y tengo que adivinar dónde lo tiene o qué anda haciendo. ¿Cómo puedo saber si ella realmente terminó la relación o es manipulación? ¿Cómo puedo manejar el tema de la manipulación de temas relacionados a nuestro hijo?”

1. Integrar una separación no es sencillo, porque a todos les causa múltiples complicaciones, se rompen los sueños y las ilusiones. Pero hay que ver los hechos para evaluar qué decisiones se deben tomar y de esta forma no convertir la separación en un modelo de relación aún más disfuncional.

2. Si ustedes tienen un hijo en común, deben dejar claro las obligaciones económicas, el plan de visitas y las distribución de responsabilidades. Todo orientado a que su hijo tenga un proceso estable, que no esté sujeto a las fluctuaciones emocionales de una separación complicada. Recordemos que el derecho de interrelación es del niño y no puede ser objeto de manipulación.

3. Ahora, si ella se fue y estableció o no una relación, esto no tiene por qué afectar las cosas. Si se tomó la decisión de separarse usted debe definir el camino que va a seguir y centrarse en lo que le corresponde, su hijo. Debe tomar las decisiones que le ayuden a reorganizar su vida posterior a la separación.

4. Nosotros somos los responsables, por encima del afecto, de definir lo que queremos o no en la vida. Sé que es duro, pero poner límites es una responsabilidad con uno mismo, ya que se procura tener paz emocional.

5. ¿Usted qué quiere? ¿Cómo desea llevar este proceso? ¿Ella le hizo una propuesta clara de reconstrucción? Estas y otras preguntas están en la obligación de hacerlas, aunque sea un proceso duro. La realidad le dirá cuál es su sentir. Es momento de asumir la situación y si no lo logra, es hora de buscar ayuda profesional.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr