Silvia Núñez.26 enero
Alejandra contó que su sueño desde la adolescencia era llegar a trabajar en televisión. Cortesía
Alejandra contó que su sueño desde la adolescencia era llegar a trabajar en televisión. Cortesía

La joven Alejandra González es la nueva presentadora del programa farandulero “La Roncha”, tras las salidas de dos sus presentadores oficiales a inicio de año.

Esta palmareña, de 22 años, es la novia del empresario artístico Don Stockwell y asegura que fue ella la que buscó esta oportunidad laboral sin ayuda de su amado.

Conversamos con Ale sobre esta nueva faceta, de sus ganas de ganar la corona de Miss Costa Rica y de su relación con Stockwell.

– ¿Cómo se empieza a involucrar en la farándula?

– Primero estudié en el Instituto de la Comunicación lleve animación y locución para radio y televisión y cuando estaba estudiando me salió la oportunidad de entrar a Miss Costa Rica y fui una de las finalistas del 2016 (ganó Carolina Rodríguez), desde ahí me empecé a mover en ese mundo, a conocer gente y a tener contactos. Después comencé a trabajar en eventos con varias marcas, haciendo pasarelas y fotografía.

– ¿El Miss Costa Rica siempre fue su sueño?

– Fue muy vacilón porque yo no tenía pensado participar ese año, porque para nadie es un secreto que para el Miss Costa Rica se requiere de muchas preparación y apenas tenía 19 años y realmente fue difícil porque no tenía ninguna experiencia en certámenes, pero aún así me tiré al agua en el certamen más reconocido a nivel nacional.

Ale es presentadora oficialmente de La Roncha desde el pasado 15 de enero. Cortesía
Ale es presentadora oficialmente de La Roncha desde el pasado 15 de enero. Cortesía

– ¿Ahí acabó su sueño de ser reina?

– No, en el 2018 participé en otro certamen que se llama Señorita Verano y no me fue muy bien, entonces, en cierta parte como que uno se agüeva un poco, pero no pierdo la fe de volver a participar en Miss Costa Rica en algún momento.

– ¿Para cuándo tiene planeado volverse a inscribir?

– Tengo pensado hacerlo para el próximo año, este no. Quiero ir bien preparada y con todo, por lo menos ya sé todo sobre el proceso y todo lo demás. Quiero enfocarme en la preparación física primero.

Don Stockwell y Alejandra cumplirán 3 años de ser novios en abril. Foto: Randall Rodríguez /Archivo
Don Stockwell y Alejandra cumplirán 3 años de ser novios en abril. Foto: Randall Rodríguez /Archivo

–¿Antes de entrar a La Roncha qué hacía?

– Tengo una página de aretes que se llama Aurora’s CR, que es una tienda virtual. También estaba haciendo eventos, pero los aretes me consumen mucho tiempo porque yo los diseño, pero gracias a Dios desde el año pasado cuando empecé fuerte con eso he tenido muchos pedidos.

– ¿Cómo se ha sentido en estos primeros días como presentadora?

– Estoy demasiado feliz y agradecida. Yo le dije a Tigre (Antonio Bertarioni, dueño del espacio) que me comprometía con ellos, que las observaciones que tengan me las digan porque yo estoy aquí para aprender y vamos todos adelante con La Roncha. Lo mejor es que todos nos llevamos muy bien y tenemos buena química, lo que permite que el programa avance mejor.

“Lo que me gusta del programa es que lo dejan hacer a uno muy uno, mostrar mucho la personalidad, no es nada estructurado a pesar de que tenemos un guion. Uno puede dar su opinión o punto de vista libremente”, Alejandra González

– ¿Cómo se siente hablando de chismes y noticias cuando usted antes era la noticia?

– Es complicado. Ahora trato de hablar con cuidado porque en su momento también fui muy criticada y me sentí mal las veces que la gente decía cosas que no son, pero uno no puede juzgar ni asegurar nada porque uno no tiene la verdad absoluta. Siempre trato de mantener esa línea al dar mis comentarios, sin tratar mal a nadie y sin asegurar que las cosas son así, especialmente si no estoy completamente segura, porque tampoco se busca hacer sentir a alguien mal.

– ¿Cómo va la relación con Don Stockwell?

– La relación va superbién, yo siempre lo he dicho y las personas cercanas a nosotros saben que Don siempre ha sido una persona que me ha apoyado muchísimo. Siempre recibimos críticas, pero creo que la relación ya llegó a esa etapa donde los dos sabemos lo que somos, lo que tenemos y solo nosotros sabemos por qué estamos juntos y lo que sentimos.

La guapa modelo, de 22 años, es oriunda de Palmares pero hace tres meses se pasó a vivir a San José sola por cuestiones de trabajo. Cortesía
La guapa modelo, de 22 años, es oriunda de Palmares pero hace tres meses se pasó a vivir a San José sola por cuestiones de trabajo. Cortesía

– ¿Ya hay planes de boda?

– Es un tema que sí lo hemos conversado, pero siempre le digo que hay que tener paciencia, porque por mi parte yo todavía tengo muchos proyectos y uno de esos es el de Miss Costa Rica. Así que vamos paso a paso, el momento llegará porque si sueño con casarme, pero todavía no, sino en unos añitos, más adelante.

– ¿Les ha afectado en algo la diferencia de edad (27 años)?

– Eso es lo que la gente más critica y es válido, la gente puede opinar, aunque hay personas que se pasan. Creo que hemos logrado complementarnos muy bien y los que conocen a Don saben que es demasiado divertido, tiene una personalidad extrovertida y siempre le gusta pasarla bien y paseamos. Él se apunta a todos mis planes con mis amigos y ellos lo aman. También nos ha ayudado que yo soy muy tranquila y entre tantas cosas que tengo que hacer no soy de andar de fiesta, como los chicos de mi edad, así que de momento no nos ha afectado en nada.

– ¿Y ahora que Don logró la custodia de su hijo cómo está todo?

– Fue una etapa muy difícil para él estar en todo eso porque además de los enredos de la custodia tenía un concierto encima, pero gracias a Dios todo salió bien y ya tiene a Michy aquí. Él es un niño superlindo, superbueno y nos llevamos muy bien, jugamos, vamos a pasear y la pasamos bien todos. El niño está feliz y Don también. Ambos me quieren mucho y eso es lo más importante.

Pese a su corta edad Ale es bastante alta lo que le ha ayudado mucho cuando está junto a su pareja. Foto: Graciela Solís
Pese a su corta edad Ale es bastante alta lo que le ha ayudado mucho cuando está junto a su pareja. Foto: Graciela Solís