Erick Quirós.Hace 5 días
Paul Pierce se quedó sin brete, pero ya le hicieron una jugosa oferta. Twitter.
Paul Pierce se quedó sin brete, pero ya le hicieron una jugosa oferta. Twitter.

El exjugador de la NBA Paul Pierce ha sido noticia en los últimos días tras difundir un polémico video mediante un Instagram Live en el que se lo ve rodeado de strippers y en un posible estado de embriaguez.

El video, que duró 16 minutos y fue visto por la mayoría de los seguidores que tiene en su red social, en la que posee más de 850 mil (rápidamente se convirtió en viral al verse replicado en Twitter y Youtube), provocó que fuera despedido como analista en The Jump, que se emite por ESPN.

Pierce, que está casado con Julie Pierce desde el 2010 y tiene tres hijos (Prianna Lee, Adrian Tanya y Prince Paul), desde su retiro en 2017 se convirtió en un invitado habitual de diferentes programas deportivos.

“Grandes cosas vienen pronto. Estén atentos. Asegúrense de sonreír”, escribió Pierce, de 43 años, en su cuenta de Twitter. Estas palabras podrían estar relacionadas a la inesperada oferta que recibió en las últimas horas y que develó el periodista Anthony IIrwin.

Daryn Parker, vicepresidente del portal de contenido para adultos CamSoda, le envió la siguiente propuesta: “Querido Paul Pierce, he visto que la ESPN y tú tomaron caminos diferentes después de que publicaras un video en las redes sociales con bailarinas exóticas. Teniendo en cuenta que ahora estás desempleado, me gustaría hacerte una oferta desde CamSoda para que seas nuestro primer analista de la NBA”.

“Somos los campeones en lo referente a bailarinas exóticas, cam girls y trabajadoras sexuales. Nos alegraría mucho establecer un lazo entre tú y ellas y además serías libre de hacer streaming mientras ellas hacen twerking detrás de ti”, añadió.

La idea es que Paul Pierce transmita en vivo mientras analiza distintos partidos de la liga estadounidense mientras se encuentra rodeado de mujeres. Incluso se puso un precio sobre la mesa: 250 mil dólares (poco más de 150 millones de colones), algo que más de uno aceptaría sin pensarlo mucho.