.29 noviembre, 2019
Deborah Soto confirmó que ya inició el proceso de divorcio, el cual sería el segundo fracaso del Mariachi.
Deborah Soto confirmó que ya inició el proceso de divorcio, el cual sería el segundo fracaso del Mariachi.

Todavía está muy fresco el asesinato de la joven mamá Eva Morera Ulloa, de 19 años, asesinada el viernes primero de noviembre, hace un mes.

Su exnovio le arrancó la vida de un de un balazo en la espalda. Ella fue una de las víctimas recordadas en la marcha del pasado lunes Día Nacional e Internacional de la No Violencia contra las Mujeres y las Niñas, actividad que el Gobierno declaró de interés público.

Y ya son doce las mujeres asesinadas este año por sus esposos o excompañeros sentimentales. La lamentable cifra aumentó con la muerte de Natalia Mora, quien fue degollada, y cuyo cuerpo apareció en Pueblo Nuevo de Guácimo. El sospechoso es un guarda con el que tuvo una relación amorosa.

La marcha del lunes fue una gran mancha naranja, color que usaron los asistentes, la cual se apoderó del Parque La Merced hasta la Plaza de la Democracia.

En medio de este contexto, brota la noticia de que Alonso Solís fue denunciado ese mismo lunes por presunta violencia doméstica. Así lo confirmó su segunda esposa, Deborah Soto, quien tramita su divorcio.

El Mariachi, personaje mediático como exfutbolista, figura del programa familiar de Repretel, Conexión Fútbol, así como protagonista en Visión10 de TD+, da un testimonio que contrasta con la lucha a favor de las mujeres.

Patricia Mora, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), enfatizó que la marcha busca hacer conciencia sobre la urgencia de frenar la agresión contra las mujeres. El llamado es muy claro.