Farándula

OPINIÓN: Ni la Liga ni Heredia debieron usar la Teletón como campo de batalla

Excelente la decisión de la UNAFUT en la programación de la jornada. Ni Fernando Ocampo ni Jafet Soto se salieron con la suya.

Aunque la UNAFUT definió, y en muy buena forma, los horarios de los dos partidos de la final (miércoles y domingo) considero muy baja la actitud de la Liga y del Team de manosear la Teletón como un primer pulso entre ambas instituciones.

Don Fernando Ocampo, presidente rojinegro, conocedor del significado de esta gran y solidaria actividad, perfectamente pudo organizar el partido de cierre para el domingo 8 de diciembre, y todo habría transcurrido en paz, pero quería jugar el sábado.

Los argumentos del Club Activo 20-30 son totalmente válidos. El esfuerzo para este viernes y sábado ha sido grande, y la actividad no se planea con 15 días de anticipación, es el esfuerzo a lo largo de todo un año para, en esta ocasión, tener en escena 43 artistas nacionales e internacionales y más de 10 historias de niños y viejitos.

La meta de la Teletón es recaudar ¢500 millones, pero este monto pudo verse reducido ya que competiría con el partido en el Morera Soto y con otra serie de actividades.

Si Ocampo se equivocó, también lo hizo Jafet Soto, gerente del Herediano, que entró a meter carbón y a intentar quedar como el gran defensor de la Teletón. Jafet quiso usar esta actividad para darle un día más de descanso a su equipo que arrastraba las piernas en los tiempos extra contra Saprissa.

Esa fue la verdadera razón para pedir jugar el jueves y obligar a la Liga a correr la fecha al domingo. Jafet disfruta de indisponer a su rival, en especial si es la Liga, por eso indigna que intentara usar la Teletón para dar una noble imagen. La Teletón debe ser primera por su espíritu de servicio y solidaridad, punto.