Erick Quirós.15 abril
El nuevo director de Omega fue el encargado de dar unas palabras en la misa. foto Alonso Tenorio
El nuevo director de Omega fue el encargado de dar unas palabras en la misa. foto Alonso Tenorio

Hace un mes, cuando Andrés Zamora todavía era el director de la Q’ Teja ( 90.7 F.M) fue a visitar a don Jorge Hernández y aunque el señor estaba un poco malito sacó fuerzas para decirle que antes de que él muriera, el conocido locutor tenía que regresar a Omega (105.1 FM).

Como si se tratara de una despedida, el “patrón” hizo todo lo posible para que el Padre Mix volviera a su empresa, tomar la dirección de la emisora y el programa “Las 10 más pegadas”, que por muchos años hizo Hernández.

Ese esfuerzo dio resultado y el señor partió de este mundo el pasado domingo con la tranquilidad de que su negocio, por el que luchó tantos años, quedó en las mejores manos.

“Hablamos, estaba con su quebranto de salud pero con la mente clara de lo que quería. Me dijo que le cuidara su sueño y que ya sabía lo que tengo que hacer con Omega, después la familia habló conmigo y se dio lo del regreso”, contó en medio de las honras fúnebres del empresario.

Padre Mix y Carlos Álvarez fueron dos de los pupilos de Hernández foto Alonso Tenorio
Padre Mix y Carlos Álvarez fueron dos de los pupilos de Hernández foto Alonso Tenorio

El sábado anterior Zamora estuvo por primera vez en el programa y sintió como si el jefe estuviera ahí a su lado.

“Fue una serie de sentimientos encontrados y me pareció verlo a él feliz, con una sonrisa radiante y con la sensación de que eso era.

"Al día siguiente recibí la noticia de que murió, si lo pusiéramos en una historia cronológica no saldría tan perfecta, ahí es donde creo que hay un propósito de Dios y le doy gracias a Él por haberme dado la fuerza, el coraje y la buena voluntad para tomar decisiones en el momento correcto, aunque no era fácil”, dijo el ahora director de Omega.

“Fue un gran jefe, nuestro benefactor, le agradezco por haber creído en mis palabras y para llevar adelante su proyecto”, Andrés Zamora.
Como un tata

Así como para la mayoría de empleados de Omega, para el Padre Mix don Jorge fue un gran ejemplo.

Cuando trabajaron juntos en su primera etapa en la emisora salían a cada rato a tomar café y desde esas conversaciones le daban forma al proyecto radiofónico.

Zamora entró a Omega en el año 2000 y para aquella época Hernández ya conocía al papá de Andrés, Carlos Luis Jara, por lo que el vínculo se hizo más cercano y la relación se facilitó desde el principio.

Como locutor, el Padre Mix entró solo los sábados y ahí fue creciendo con su particular estilo, aconsejado por don Jorge.

“Recuerdo que él me llamó por primera vez pero no llegamos a nada con la parte administrativa y luego él me preguntó que por qué no quería trabajar con él. Le expliqué que me decían que no había presupuesto y me dijo que a partir de ese día era mi jefe y del salario se encargaba él”, comentó Zamora, quien estuvo en esa primera etapa 12 años.