AFP .20 enero
Kristen Gray ( de blanco) y su novia sienten que no cometieron ningún delito. Twitter.
Kristen Gray ( de blanco) y su novia sienten que no cometieron ningún delito. Twitter.

Las autoridades de Indonesia anunciaron que expulsarán de Bali a una pareja lesbiana gringa, después de una serie de tuits considerados “perturbadores”, que exaltaban el bajo costo de la vida y quedescribían la isla como un paraíso para los homosexuales.

Kristen Gray publicó una serie de tuits este fin de semana en los que presumía tener en Bali “un estilo de vida superior por un costo mucho menor” desde que se mudó de Los Ángeles, Estados Unidos, con su novia, lo que desencadenó una tormenta de reacciones hostiles de los tuiteros locales.

El responsable regional del Ministerio de Justicia, Jamaruli Manihuruk, dijo el martes por la noche a los periodistas que la estadounidense y su pareja serían devueltos a Estados Unidos porque “se sospechaba que la turista estadounidense había publicado intencionalmente información perturbadora” sobre Bali.

Enumerando los beneficios de la isla apreciada por los turistas, la joven dijo que Bali era “acogedora para los homosexuales” y destacó que albergaba una comunidad negra.

Presentándose como una “nómada digital”, en sus mensajes la joven promocionaba un libro digital que explica cómo eludir las regulaciones que prohíben el acceso de turistas extranjeros a Indonesia desde abril, cuando el coronavirus comenzó a extenderse ampliamente en el archipiélago.

Gray dijo en que no había cometido ningún delito.

“No soy culpable. Me expulsan por ser homosexual”, aseguró

Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están prohibidas en Indonesia, pero la comunidad LGBT es a menudo discriminada y se enfrenta a ataques cada vez más frecuentes en los últimos años.

Muchos indonesios han criticado a la estadounidense de sacar provecho de sus ingresos en dólares para tener una vida fácil en Bali, a expensas de los balineses.

La comunidad homosexual de Indonesia también acusó a la norteamericana de ignorar las realidades locales y las dificultades de las personas LGBT en Indonesia.