Redacción .Hace 2 días

A la periodista de Teletica Gloriana Cassasola le tocó una cuarentena bastante dura.

La guapa comunicadora tuvo que quedarse guardada, sin salir ni a la pulpería, durante casi un mes debido a que el covid-19 le anduvo de cerquita.

La primera, según contó, fue porque su novio, el también periodista Diego Obando, estuvo cerca de un caso que apareció en Multimedios, lugar donde trabaja.

Y apenas la macha regresó al brete, la doctora del canal le dijo que se hiciera exámenes porque una de las personas que entrevistó, resultó tener el virus.

“Yo sabía desde el día uno de la pandemia que estaba expuesta al contagio, pero uno nunca está preparado. Cuando la noticia te toca la puerta, te golpea y muy fuerte”, contó.

Para suerte de ella y su familia, después de los días en aislamiento no presentó ningún síntoma y ya podrá realizar su vida, dentro de lo cabe, normal, siguiendo las instrucciones que a todos nos han mandado, pero sin la congoja de que pueda contagiar a más gente.