Erick Quirós.20 abril
José ya lleva cuatro años en el 7. Cortesía.
José ya lleva cuatro años en el 7. Cortesía.

Cuando estaba en el cole, José Ernesto Herrera solía ser muy tímido, miedoso e inseguro, pero una decisión que tomó el director del centro educativo al que asistía lo marcó positivamente y le mostró su destino.

En aquel entonces el santaneño sufría muchas burlas y señalamientos por parte de los compañeros y por eso el mandamás del cole decidió “tirarlo” al agua en un concurso de oratoria en el que se la jugó como los grandes y dejó con la boca abierta a todos. Desde ese momento José supo que quería dedicarse a la comunicación.

Este periodista, de 31 años, es parte del equipo de presentadores del programa “Más que noticias”, donde comparte cámaras e historias con Juan Carlos Zumbado, Johnny López y José Miguel Cruz.

Lleva cuatro años de ser parte de canal 7, pero parece que lleva más tiempo pues ha podido recorrer todo el país con sus compas. Entre sus lugares favoritos están la isla del Coco, el cerro Chirripó y Guanacaste, así como su querida Santa Ana.

Antes de Teletica estuvo en canal 9, donde afiló muy bien el colmillo a pesar de que aprendió a la brava pues su exjefe Freddy Serrano le dijo que tenía tan solo una semana para agarrarle el toque o de lo contrario tendría que jalar. También breteó en la Municipalidad de Santa Ana y actualmente comparte las historias de “Más que noticias” con una empresita que ofrece asesoría de comunicación en la parte digital y que fundó desde hace un tiempo.

José vive en unión libre desde hace dos años y es el padrastro de Tomás de 7 añitos, un chiquito a quien adora. Este comunicador nos comentó que se considera un hombre casero, entregado a los suyos y a su trabajo.

–Cuéntenos un poco ¿cómo es su vida?

En lo personal vivo con mi novia y con el hijo de ella, que ahora es mío. Vivimos momentos difíciles con un par de pérdidas (de hijos) y tuvimos que posponer la boda que teníamos planeada, pero nos permitió acercarnos mucho a Dios. Gracias a eso me di cuenta de lo maravillosa que es ella, es perfecta, mi complemento. Eso que pasó no me ha quitado las ganas de ser padre y darle un hermanito a Tomás.

Cumplir sueños propios y extraños lo motiva cada día. Cortesía.
Cumplir sueños propios y extraños lo motiva cada día. Cortesía.

–¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Que no es solo pasear, es crear una conexión con la gente. A veces preguntamos cuál es el personaje del lugar y no saben porque están acostumbrados a ver a sus vecinos todos los días, pero siempre hay una historia que contar. Además de que cumplimos nuestros sueños, podemos cumplir los de los demás y se me vienen a la mente dos historias una de un niño que caminaba dos horas para llegar a la escuela y gracias a eso le regalaron un caballo y cositas para su casa y la de una niña de Atenas que no tiene brazos y que la llevamos a Estados Unidos a conocer a un delfín sin aletas, fue algo muy lindo.

–¿Cómo es la relación con los otros compañeros?

Creo que esa es la clave del éxito del programa, no hay rivalidad ni competencia, cada uno tiene personalidades diferentes y lo ponemos a disposición del programa.

Su familia comprende muy bien su brete. Cortesía.
Su familia comprende muy bien su brete. Cortesía.

–¿Cómo se hace para ser un buen padrastro?

Yo creo que nadie nace aprendido ni tiene la pócima para llevar la vida con un hijo que no es de uno, pero eso ellos no lo ven, porque a ellos si se le da amor solo van a devolver amor. Yo le digo que me vea como su mejor amigo. Jamás pensé estar en una etapa, pero la disfruto porque él es un ángel para mí.

–¿Qué mensaje le dar a los jóvenes que sufren bullying?

Que crean en sí mismos, en nuestro interior todos sabemos lo capaces que somos, por lo que se debe hacer un alto en nuestro camino y no tomarle importancia a lo que digan los demás.

El buceo es de sus grandes aficiones. Cortesía.
El buceo es de sus grandes aficiones. Cortesía.
En el mar Meta eterna. Tardes lo enamoran.
Ernesto es apasionado del mar, le encanta bucear y está pulseando convencer a su pareja para que se meta con él y descubra el hermoso mundo que hay debajo de las olas. El periodista confiesa que le cuesta mucho hacer deporte, lleva varios meses diciendo que va a empezar en el gimnasio, pero siempre hay algo que lo frena. José dice que cada vez que tiene un chance agarra su carrito y se va con su familia a disfrutar del atardecer en la playa, lo vuelven loco los ocasos.