Silvia Núñez.2 enero
Rebeca Ballestero tiene 27 años y cuatro trabajando para Noticias Repretel. Cortesía
Rebeca Ballestero tiene 27 años y cuatro trabajando para Noticias Repretel. Cortesía

La periodista Rebeca Ballestero tiene tres años de estar al lado de los televidentes de Noticias Repretel.

Ella es oriunda de La Alegría de Siquirres, donde dice ser feliz rodeada de ríos, ganado, árboles y, por supuesto, de su familia. Aunque por su trabajo ahora va a la finca solo los fines de semana.

Rebe es la encargada de la sección “De su lado”, que tiene 22 años de existir y es de las más chineadas del noticiero del 6.

Conozca un poco más de esta siquirreña de 27 años, a quien le gusta ayudar a los demás.

- ¿Cómo llegó a Repretel?

Fue hace cuatro años, a mis 23 años. Entré para el programa “Contámelo todo”, pero lamentablemente al poco tiempo el programa se terminó y me quedé unos días sin trabajo. Después hablé con con doña Roxana Zúñiga, que en aquel entonces era la directora del noticiero, y ella me ayudó a entrar a Noticias Repretel y apenas entré me asignaron la sección.

- ¿Qué significa para usted la sección “De su lado”?

Es como mi hija. Desde el relanzamiento de las noticias, el 1º de setiembre de 2020, doña Grettel Alfaro (jefa del noticiero) ordenó que la sección se hiciera todos los días, antes eran solo tres veces a la semana. Como es una sección de estar al lado de las personas, la idea es estar en todo el país, vamos a todo lado y a mí eso me encanta.

Por la pandemia, Rebe ha visto muy poco a su familia. Cortesía
Por la pandemia, Rebe ha visto muy poco a su familia. Cortesía

- ¿Qué es lo que más le gusta de la sección?

Lo que más me gusta es compartir con las personas y conocer sus historias. Uno llega y se encuentra cada cosa, cada injusticia, y me gusta muchísimo poder ayudar y ver que, después de una intervención que uno hace con alguna autoridad, sus problemas se solucionan y eso es gratificante.

- ¿Tiene una idea de cuántas denuncias le ha tocado cubrir?

Desde el pasado 1º de setiembre ya se han hecho 63 denuncias y de esas 38 se han solucionado, entonces en su mayoría todas se han solucionado después de nuestra intervención.

- ¿Cuáles son las denuncias más comunes?

Los arreglos de puentes, de calles en mal estado, de casas en abandono que se convierten en basureros.

Al principio me preocupaba porque creí que no iba a tener tantas denuncias, pero es increíble la cantidad de casos que llegan diariamente cada vez que sale la sección al aire.

De hecho, en enero vamos a tomar en cuenta las denuncias de salud porque nos llegan muchos casos así.

Ella es todoterreno y le gusta andar por todo el país. Cortesía
Ella es todoterreno y le gusta andar por todo el país. Cortesía

- ¿Cuál ha sido el lugar más lejano al que le ha tocado ir por una denuncia?

El más largo, y que fue realmente agotador, fue en Chánguena en Buenos Aires de Puntarenas. Duramos aproximadamente 9 horas, tanto de ida como de regreso, solamente el viaje ya fue sumamente agotador. Fue para la reparación de un puente y tanto el camarógrafo como yo sentimos mucho miedo porque era un puente que ya se estaba cayendo. Al final es toda una aventura la que se vive por la sección.

- ¿Cómo le fue con el cambio de dejar la zona rural e irse a vivir a la capital?

Vieras que por lo menos al inicio viví acompañada de dos de mis hermanos, pero sí fue muy difícil porque yo tenía 18 años y lloraba los primeros meses porque extrañaba a mi familia. Pensé hasta dejar la profesión botada por la desesperación o cambiar de carrera para estudiar en Guápiles, que es lo más cercano a mi casa, pero después me dije que esto es lo que a mí me encanta y me apasiona.

- ¿Cada cuánto viaja a su pueblo?

Todos los viernes, mis compañeros son testigos que estoy deseando salir para irme para Siquirres. No solo para estar con mi familia sino porque es un cantón que me encanta. Pero ahora por la pandemia he viajado poco para cuidar a mis papás.

Cuando está en la finca de sus papás le gusta ordeñar las vacas, ir al potrero o al río a refrescarse. Cortesía
Cuando está en la finca de sus papás le gusta ordeñar las vacas, ir al potrero o al río a refrescarse. Cortesía

- ¿Y qué le gusta hacer cuando está en Siquirres?

Aquí tenemos una pequeña finca familiar y siempre estoy metida entre potreros, ríos, caballos, me gusta mucho este ambiente y siempre me voy a meter al río o a ordeñar, me desestreso muchísimo.

- ¿Le gusta cocinar?

Odio cocinar, la verdad. Eso ha sido lo difícil de vivir sola. Mi familia siempre me molesta que me voy a morir de hambre, pero siempre como en el canal, en las noches no como, pero me tomo un café antes de acostarme.

-¿Cuáles son sus gustos musicales?

Me gusta (Enrique) Bunbury o los Héroes del silencio. También me gusta la música romántica.

- ¿Qué metas se propuso para este nuevo año?

Me interesa muchísimo cuidar más la parte de la salud y la parte profesional. También la espiritual.

Dejó el terruño Papá el gran maestro Admira a Pilar Cisneros
En el 2011 le tocó dejar su amado Siquirres para poder estudiar en San José. Vivió con dos hermanos en Curridabat y ahora vive sola en La Uruca. Es soltera. Su papá Rolando Ballestero fue su maestro de escuela por tres años. De él aprendió a ser disciplinada pues en aquel entonces les tocaba caminar dos horas para ir a la escuela. Desde niña quería ser periodista. Una de las periodistas a las que más admira es a Pilar Cisneros, a quien veía en la tele y jugaba a ser como ella frente al espejo.