Silvia Núñez.Hace 6 días
El director de Deportes Repretel asegura que aunque muchos lo vean muy feliz frente a la cámara él también tiene sus problemas como cualquier ser humano. Foto: John Durán
El director de Deportes Repretel asegura que aunque muchos lo vean muy feliz frente a la cámara él también tiene sus problemas como cualquier ser humano. Foto: John Durán

Pablo Guzmán, director de Deportes en Repretel y Monumental, hizo una confesión en el programa De noche con Tavo López, de TD Más, que dejó fríos a muchos televidentes.

El periodista deportivo le contó a su colega Gustavo López, casi al finalizar el espacio, que una vez intentó acabar con su vida porque sentía que no era feliz.

“Yo creo que la presión que tenía en todo sentido me jugó la pésima mala pasada que fue pensar que la vida se mide por el éxito laboral y esas cosas”, dijo Pablo en el programa.

El comunicador amplió el tema con La Teja. Aquel amargo capítulo de su vida cual ocurrió a finales de 2017 y que aunque no acostumbra a hablar de eso, dice que le nació contárselo a su colega, pese a que era la primera vez que conversaban temas cero relacionados al fútbol.

- ¿Cómo reaccionó la gente con la confesión?

Me ha escrito demasiada gente, duré dos horas respondiendo mensajes. Claro, no siempre se cuentan cosas así, pero tampoco estaba esperando que fuera tan sorprendente para muchos.

Unos 20 mensajes, por lo menos solo en Instagram, eran de hombres, señores y muchachos que me contaron que estaban pasando por una situación similar o que han estado igual, con pensamientos así y eso es lo que más me sorprendió. Son historias bastante fuertes en comparación a la mía.

- Cuando terminó el programa, ¿qué le dijo Gustavo?

Después de ese día casi que todos los días hemos hablado. Él me agradeció por la confianza de contarle y eso que era la primera vez que nos sentábamos a hablar.

Pablo Guzmán estuvo de invitado en el programa
Pablo Guzmán estuvo de invitado en el programa "De noche con Tavo", del periodista Gustavo López. Captura de video
“La verdad que la conversación con Tavo me hizo hablar más de la cuenta. Fue como muy ameno el ambiente y no sé por qué lo conté”, Pablo Guzmán

- ¿Qué reacción tuvo su familia?

Ellos ya sabían la historia y los amigos más cercanos, no es algo que uno anda contando, pero ya es una etapa superada. Como el programa es grabado ellos ya sabían que lo había contado y todos me mandaron fotos de que lo estaban viendo.

- ¿Por qué llegó a pensar en hacerse daño?

Fue por un cúmulo de cosas. Como que uno se presiona y uno le hace mente a que no es feliz, que me hacen falta cosas, no ve uno lo que tiene, sino lo que le hace falta y yo creo que fue presión de todo tipo. Es como algo interno, porque no era por plata, no era nada así, sino que sentía que me hacía falta algo y después comprendí que era creer más en mí, creer más en que Dios estaba ahí. No fue por una situación específica, no sé qué fue, simplemente que dejé que la tristeza entrara en mi mente.

-¿Cómo logró superar esos pensamientos negativos?

Por eso fue que lo conté, porque creo que al final, cuando uno supera algo, se tiene más posibilidad de hablarlo abiertamente. La verdad, sí busqué ayuda, que eso es lo que tiene que hacer uno siempre. Buscar ayuda para que lo escuchen, para que le den consejos.

Busqué a Dios, que fue lo más importante de todo. Yo sí le pedí a Dios mucho y, eso que no soy nada religioso, y ahora tengo una relación más cercana con Él y a partir de ese día me digo en mis adentros ‘tengo que ser feliz y disfrutar las cosas’.

El comunicador contó que a pesar de que tiene un gran trabajo y no le falta el dinero los pensamientos negativos se apoderaron de él en aquel momento. Archivo
El comunicador contó que a pesar de que tiene un gran trabajo y no le falta el dinero los pensamientos negativos se apoderaron de él en aquel momento. Archivo

- ¿Todavía está asistiendo donde el sicólogo?

Sí, voy a la iglesia de vez en cuando, pero más que todo fue una decisión personal que tengo que ser feliz. No fue que iba a hacer algo fuerte (suicidarse) sino que tenía la idea, tenía las ganas y dije que lo iba a hacer, pero al final no lo hice. Fue una decisión de segundos y la vida se trata de eso, de tomar decisiones y por eso decidí empezar a comer bien, a ser feliz, a disfrutar la vida, decidí escuchar consejos de gente buena y decidí no ponerle atención a los comentarios negativos.

“Yo decido ahora todos los días ser feliz. Me levanto y decido que mi día va a ser mejor”, Pablo Guzmán

¿Qué recomendación le da a los que le han escrito y que pasan por lo mismo?

Que no puede uno quedarse callado, que hay que buscar ayuda. A muchos les pasé mi número y les dije que cuando ocupen hablar con alguien, aquí estoy, que eso puede servir antes de que uno tome decisiones incorrectas y eso, buscar ayuda con la familia y no dejar que eso se le meta en la cabeza.