Erick Quirós.10 febrero, 2020
El director Bong Joon-ho rompió más que la barrera del idioma con su película AFP)
El director Bong Joon-ho rompió más que la barrera del idioma con su película AFP)

La cinta coreana Parásitos sorprendió al mundo este domingo en la ceremonia de los Premios Óscar, convirtiéndose en la primera película de habla no inglesa en ganar Mejor película y Mejor película extranjera.

El director Bong Joon-Ho, además, fue nombrado mejor director. El filme cosechó una estatuilla a mejor guion original.

Cuatro estatuillas para un país (Corea del Sur) que nunca había cosechado ni una sola. ¿Sorpresa? No tanto, ya que la cinta es profunda, conmovedora y sensible, por si fuera poco da un mensaje al espectador con su problemática.

Hasta la conocida Jane Fonda felicitó a los coreanos por su peliculón. AP
Hasta la conocida Jane Fonda felicitó a los coreanos por su peliculón. AP

Desde su nominación, el peliculón dirigido por Bong Joon-Ho daba algunas señales de que podía dar el gran paso, pues la crítica la trataba sumamente bien.

Para el crítico William Venegas, la mayor sorpresa fue que ganara una película que no tiene nada que ver con Hollywood, de allí que el mérito es más grande.

“Me sorprendió que ganara la mejor película porque creía que a los gringos solo les gustaba premiarse entre ellos y que por eso hicieron un apartado de producciones extranjeras y por eso me pareció extraño que se llevara los dos”, aseguró.

Parásitos deja una mensaje bastante fuerte a quien la ve. Foto: Cortesía Mundocine
Parásitos deja una mensaje bastante fuerte a quien la ve. Foto: Cortesía Mundocine

Para el experto en cine, la producción deja un mensaje fuerte, el cual no es difícil de entender.

“Es un tema muy universal el que toca, como la discriminación, las condiciones duras de jóvenes pobres frente a los más ricos y que se usa para demostrar que vivimos en un solo país que es el del capitalismo y que genera injusticia social. Más bien me extraña que en Estados Unidos lo hayan premiado siendo ellos los más capitalistas.

“Es una película muy uniforme, no tiene vacíos y le deja a uno el sentimiento de que se está perdiendo el valor del ser humano”, agregó.

Otros cintones del coreano
Además de Parásitos, Bong Joon-Ho se ha lucido con otras producciones que si bien no tuvieron la misma relevancia que la ganadora de Óscar, demostraron que desde sus inicios el director coreano iba en serio. Perro que ladra no muerde, (año 2000); Crónica de un asesino en serie (2003); “The Host” (El anfitrión, 2006). “Mother” (Madre, 2009). “Snowpiercer” (Rompenieves, 2013).
Tiene rato

Aunque a partir de esta entrega de premios probablemente el mundo querrá conocer un poco más del cine coreano, lo cierto es que desde hace varios años los asiáticos están haciendo excelentes producciones.

Según Venegas han encontrado la manera perfecta para tocar al espectador y divertirlo a la vez.

"Me parece que sí llega cine coreano a nuestras salas, pero no tanto como debería. El problema es que la gente piensa que solo de terror hacen y no, tienen unas cintas muy sentimentales que de verdad lo llegan a tocar a uno, pero en un mercado dominado por Hollywood cuesta que la gente lo aprecie porque solo eso les gusta.

Parasite / Parásitos de Bong Joon-ho es la revelación coreana en la contienda por el Óscar. Foto: Cortesía Mundocine
Parasite / Parásitos de Bong Joon-ho es la revelación coreana en la contienda por el Óscar. Foto: Cortesía Mundocine

“Existe cine alternativo muy bueno, no solo en Corea, sino también en Latinoamérica y que la gente no aprecia como debe ser, si usted busca para DVD o Blueray lo puede encontrar”, explicó.

En Neftlix también se pueden encontrar un sinfín de series y películas del país asiático que dan una probadita de lo bien que están haciendo las cosas por aquellas partes del planeta.