Erick Quirós.12 marzo

Mientras Giovanni Linares y Daniel Martínez vacilaban a Alonso Solís y a Pablo Gabas por los chaines que escogieron, Maynor Solano no soltaba el celular, además Pablo Guzmán y Rodolfo Mora se dedicaban a recibir al montón de invitados que llegaron a celebrar el primer año del programa Conexión fútbol.

La fiesta comenzó con una bailadita con cimarrona. Foto de Jorge Castillo
La fiesta comenzó con una bailadita con cimarrona. Foto de Jorge Castillo

El espacio de entretenimiento de Repretel sopló su primera candela este martes y montaron una celebración enorme, con mariachi, cimarrona y mucho más en dos horas de diversión. ¡No podía esperarse menos!

Esta vez todos los miembros del programa tuvieron que llegar temprano, ni siquiera Alonso Solís, que tiene fama de impuntual, estaba excusado de no estar con mucha anticipación para la celebración, pues era un día más que especial.

Para el fiestón, la invitada especial fue la primera dama de la República, doña Claudia Dobles, quien llegó bien estudiadita a participar en los juegos “Cultura futbolística” y “De espalda al marco”, allí demostró el don de gente que tiene, además de que le sirvieron un poco las clases que le dio su hijo Gabrielito acerca del fútbol.

La primera dama fue la más esperada de la actividad, llegó antitos de las 8 p.m. y de una vez se apuntó a jugar. Llegó acompañada de su mamita y su hijo, quienes desde detrás de cámaras le hicieron porras.

“Estoy muy nerviosa, hoy estuve repasando un poco. Soy malilla para los datos exactos”, aseguró al llegar.

A doña Claudia le preguntaron lugares de Costa Rica en el primer juego y poco a poco fue botando estrés

Demostró que sí sirvieron esas repasaditas que se pegó pues en una pregunta de nombres de jugadores dijo a Bryan Ruiz, Falcao, Keylor Navas, Luis Marín, Pablo Wanchope, Ronald González, entre otros.

Cada vez que su mamá no sabía una respuesta, Gabrielito se hacía el dormido.

Además, en la final del juego contra Alonso Solís, Dobles lo revolcó todo mencionando cosas que se encuentran en una oficina. Puso a sudar al Mariachi.

Gabrielito sí es un fiebre del fútbol y por eso ayudó a su mamá a estudiar. Foto: Jorge Castillo
Gabrielito sí es un fiebre del fútbol y por eso ayudó a su mamá a estudiar. Foto: Jorge Castillo
Llenazo

Como si fuera el primer día, Pablo Guzmán presentó a los integrantes del elenco. Uno a uno fueron saludando a los televidentes y a la buena cantidad de personas que llegaron a disfrutar del programa.

Antes de aparecer en cámaras, Rodolfo recordó lo que se vivió el 12 de marzo del 2018.

“Estábamos un poco tímidos, incluso entre nosotros, porque muchos de los panelistas nos veníamos conociendo. Eran muchos los nervios, pero ya cinco minutos después de haber empezado siento que botamos todo y lo empezamos a disfrutar”, comentó.

Para el periodista, la conexión que hay entre los integrantes del grupo llegó luego de unos tres programas.

“Ya después nos quedábamos vacilando, en el grupo de WhatsApp también hablábamos mucho y eso hizo que el grupo se acercara rápido. Me acuerdo que por la diferencia de personalidades pensábamos que iba a costar más, pero eso es lo bonito, así el programa es equilibrado, alegre, serio y divertido, una combinación que nos ha servido”, señaló Fofo.

Daniel y Pablo guardaron un recuerdo del día tan especial. Foto de Jorge Castillo
Daniel y Pablo guardaron un recuerdo del día tan especial. Foto de Jorge Castillo
El quequito estuvo acordé con la ocasión. Foto de Jorge Castillo
El quequito estuvo acordé con la ocasión. Foto de Jorge Castillo

El exjugador argentino Diego País también recordó la comedera de uñas que tenían hace un año.

“Había mucha expectativa, mucho movimiento, pero ya después de un año hay más alegría y satisfacción de que por lo menos llegamos al aniversario y eso en televisión es muy difícil, ya después todo es ganancia”, afirmó.

El exdelantero no tenía experiencia previa en tele y por eso ha tratado de disfrutar cada una de la vivencias que se le presentan.

“El día que vino David Trezeguet casi me muero, Alonso me jodía el día antes de que iba a venir el Trezeguet, pero de Curridabat y cuando llegó no me lo creía, todos los invitados siempre han venido con una gran actitud, muy humildes y la pasan superbién”, añadió.

Para esta celebración, que se extendió una hora más de lo acostumbrado, escogieron los juegos más vacilones y que más congoja generan tanto a los participantes como a la gente que los ve, entre esos la charla técnica y la bomba.

Ahora la misión del espacio será saber reinventarse conforme pase el tiempo, a su favor tienen el cariño y la admiración de un enorme grupo de televidentes que ninguna noche los abandona.