Rafael Ramos.Hace 4 días

“Necesito tomar una decisión, pero nadie me entiende, ya que quiero renunciar al trabajo. Les he preguntado a varias personas y todos me dicen que es una mala decisión, pero yo quiero hacerlo y nadie me deja. No cuento con el apoyo de mi familia, ni de mis amigos, lo he hablado con algunos compañeros de trabajo y todos están en desacuerdo, por lo que me da cólera que no pueda tomar una decisión”.

"Yo quiero hacerlo y nadie me deja, entonces, sigo aquí amargado", dice nuestro lector. Archivo

1. ¿No sería más fácil que usted le comunique a la gente que le digan lo que usted quiere escuchar? Por ejemplo, si usted tiene un papel blanco en la mano, pero lo ve negro, va a tener que decirle a la gente: “¿verdad que esto es negro? Por favor miéntenme en caso de que lo vean blanco”. Solo le pregunto, ¿está buscando consejo o solo busca que le digan que sí?

2. Es curioso que usted hable con la familia, los amigos y los compañeros de trabajo para exponerles todas sus justificaciones y que la constante sea: “la gente me dice que no renuncie”, pero usted insiste en renunciar. Cuidado con ser tan cerrado, no sea de esos que piden consejos hasta que alguien les diga lo que quieren escuchar.

3. Usted ya es un adulto, así que decide qué hacer, cómo hacerlo y de qué manera hacerlo. Tome sus propias decisiones y asuma las consecuencias positivas o negativas que resulten de estas. Busque terapia, pero también deje de agobiar al mundo con el mismo cuento. Si la constante es que no debería renunciar, por qué insiste con ese cuento. Es su responsabilidad, usted es el adulto y esto no lo puede perder de vista.

4. En la vida no se puede pretender vivir con tanta dependencia, el reto es la autonomía. No es sano caminar deseando que otros le digan qué hacer, lo más recomendable es analizar los hechos, confrontarlos con la realidad y tomar decisiones, pero no pasar todo el tiempo hablando de lo mismo como un disco rayado, porque no tiene sentido.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr