.26 septiembre, 2018

“Terminé con mi exnovia hace como seis meses y nuestro noviazgo duró tan sólo tres meses. Nos conocimos y prácticamente me fui a vivir con ella en las primeras semanas, ya que hubo mucha química y todo era perfecto. No obstante, cuando ya empezamos a vivir juntos ella se volvió muy controladora y celosa, por lo que me ahogaba. Las discusiones eran todos los días por lo que decidí terminar. Cuando viví con ella quería que viera a su hijo como mío y ahora no quiere que tenga contacto con ellos. Quisiera saber qué me aconseja”.

1. Usted debe buscar terapia pronto. La intensidad emocional que describe es incompatible con la toma de sanas y buenas decisiones.

2. Si usted conoce a una persona, construye una relación de tres meses, vive con ella con una fuerte intensidad positiva y luego pasa a una gran intensidad negativa, ¿esto qué le dice?

3. Usted no es el padre del niño y estuvo pocas semanas en la vida de él, pero cree que le toca asumir algún rol. ¿Usted cree que se dio el tiempo correcto para establecer una relación sana?, ¿le parece que su forma de actuar y establecer esta relación fue prudente?

4. Usted dice que no entiende qué pasó, pero es muy claro, ya que ésta relación fue impulsiva y no se dieron el tiempo suficiente para conocerse y así las cosas salen mal. Le pregunto: ¿realmente ella es complicada, celosa y difícil?, ¿qué papel juega usted en todo el problema?, ¿se siente parte del problema? Le recomiendo revisar esto a profundidad.

5. Me permito darle una recomendación, ¿qué hace usted en el kínder?, ¿tiene usted algún vínculo legal? Usted fue el novio de esta mujer y la relación terminó, así que no tiene por qué buscar al niño. Tenga cuidado porque podría verse expuesto a consecuencias legales. Ahora le pregunto: ¿cuál es su propósito y qué pretende con esto?

6. Me parece que usted es una persona que necesita apoyo terapéutico porque la forma en la vive sus emociones y las decisiones que toma son inapropiadas. Le recomiendo darse la oportunidad de buscar ayuda.