Rafael Ramos.28 junio, 2018

"Doctor, cuando tengo sexo siempre estoy pensando en que es pecado. Soy una mujer cristiana, mi novio es un hombre divorciado que vive solo y a veces me voy a quedar con él a escondidas de mis papás. Tengo 29 años y cuando tenemos sexo siempre termino llorando, no dejo que él me penetre porque siento que es pecado, que estoy traicionando todos mis valores y principios. Desde que estoy con él mis papás no me hablan, hasta el pastor habló conmigo y me dijo que tengo que dejarlo porque de lo contrario me van expulsar de la iglesia. No sé qué hacer porque yo lo amo, es un buen hombre, pero me siento llena de culpas".

1. Querido amiga, su consulta me parece muy importante y muy delicada. Creo que una persona si se dice practicante de una fe o de una religión en específico, debería ajustarse a los valores y principios que esta le propone, siempre que haya convicción y no un proceso de anulación del ejercicio de nuestra capacidad de pensar, analizar y tomar decisiones.

2. Yo no le puedo decir que siga o no pues respeto lo que dijo su pastor, pero creo que cuando una persona está en un proceso de confusión, busca ayuda, y alguien que la pone entre la espada y la pared al decirle que si no hace lo que él le propone implica ser expulsada de la iglesia, es una propuesta un poco radical. Usted lo que necesita es orientación, apoyo, consejo, dirección espiritual y que le permitan una vivencia no llena de culpa del amor. ¿No ha considerado hablar con otros guías espirituales o hacer terapia psicológica?

3. El tema de fe versus razón sigue siendo hoy en día un tema polémico, en el que unos a otros se señalan y creo que usted debería tomarse un tiempo para analizar el fundamento de su fe y el cómo va a vivir su fe. Busque orientación espiritual y psicológica que le permitan conciliarse por dentro y desarrollar la coherencia interna necesaria para que viva el amor y su vida en pareja dentro de un parámetro emocional que no la haga sentirse culpable, llena de dudas y contradicciones, porque también esto tarde o temprano va afectar el fundamento de su relación.

4. Es momento de que busque ayuda, no puede continuar moviéndose entre las dudas, los miedos y las culpas. Cuando uno se permite vivir en la confusión, tiene situaciones emocionales tristes y complicadas, por eso busque ayuda, no espere más tiempo.