Psicólogo Rafael Ramos

Por: Rafael Ramos 14 junio, 2017

"Mi cuñado es una persona muy mezquina, complicada, grosera y difícil. Yo he tratado de llevarme muy bien con él y su esposa, que es parecida a él, porque no quiero que mi novia piense que yo no lo quiero. Lo que pasa es que él es un agresor, por todo hace un pleito, es una persona difícil, se reciente por todo y genera muchísimas complicaciones. Yo tomé la decisión de tomar distancia, evito verlo, si me es posible claro. No pongo a mi novia a elegir entre él o yo, porque sé que es su hermano. No sé si será esto lo correcto, por mucho tiempo he bajado la cabeza tratando de llevar la fiesta en paz, pero es imposible, cuando uno menos se lo espera hace un pleito".

1. Creo que tiene razón en algo, partiendo de lo que usted me dice, cuando uno está con una persona difícil, desgastarse en una relación complicada no tiene sentido alguno, porque al final sólo nos carga de malas experiencias.

2. Si ha intentado por diversas vías tratar de llevar la relación en paz y con él es imposible, creo que una distancia prudente y verlo con menos frecuencia puede ayudar a evitar que se den mayores conflictos.

3. Me parece muy bien que respete el espacio de su novia con su hermano y que no la ponga contra la espada y la pared. Esto me parece adecuado, maduro, equilibrado, así que creo que va por buen camino.

4. Además, no tiene sentido desgastarse. Si usted sabe que su cuñado al final siempre va a crear conflictos. Lo que le recomiendo es que cuando lo vea, sea políticamente correcto, no entre en contradicción. Yo siempre le dicho a las personas con las que trabajo que cuando uno se topa con alguien así, simplemente hay que verlo como un ruido, como un comentario que no tiene ni peso, ni sentido y si él dice que está lloviendo, aunque el cielo esté azul, dígale que le preste el paraguas. Al final cuando uno no entra en el conflicto, el que gana es uno mismo.

5. Por supuesto, que en el entorno familiar siempre habrá ocasiones y motivos para verse, así que no pierda la paz, manejen las cosas con calma y no esté a la defensiva o la ofensiva, porque como usted bien dice, esto es una pérdida de tiempo y a la larga esto va a ayudar a que su novia no se sienta incómoda y su relación no se vea afectada, por un tercero, que no lo podemos quitar del todo de la escena familiar.