Rafael Ramos.30 septiembre, 2018

“Estimado doctor, mi esposo con mucha frecuencia sale de gira, yo trato de tener una muy buena actitud, pero hay días que si yo no le escribo, él no me escribe y no me busca. Con el paso del tiempo me he ido enfriando, un día de estos me lo reclamó y yo le dije que ya estoy cansada de que sea la única que propone cosas, la que lo busca, la que tiene detalles. Me dijo que él hace lo que le da la gana, que yo tengo que ser más agradecida. Estoy cansada de estar con una persona así, no le puedo decir nada y cuando llegan los viernes en la noche o los sábados en la mañana casi que yo tengo que estar sin ropa interior porque lo único que quiere es estar encima mío, yo ya no quiero estar con él, se enoja y dice que tengo otro, pero no, el problema es con él, no tengo a nadie, estoy harta de su indiferencia”.

1. Una relación, cualquiera que sea, requiere estímulo constante, frecuente, positivo, para que pueda funcionar. De lo contrario vamos por mal camino, este es un proceso que ambos deben asumir, como una condición importante para que el amor tenga una perspectiva funcional, desde esta óptica vamos por partes.

2. Creo que usted está en la obligación de decir lo que piensa, lo que siente y lo que quiere, plantear su sentir. Él se supone que debería estar en la obligación de analizarlo y ambos deberían permitirse asumir aquellos planteamientos individuales que pueden traer beneficio a ambos como esposos, pero si él se niega, usted no tiene por qué cumplir sexualmente, siendo las cosas tal y como las plantea. Usted no es un grupo de genitales, usted es un ser humano, tiene derecho de administrar el no, estar junto a una persona no nos obliga al sexo. El sexo en pareja es una expresión de amor, no una obligación de la cohabitación.

3. Por otro lado, me preocupa que este distanciamiento que usted tiene sea interpretado por él como desinterés o que usted podría tener otro hombre, cosa absurda.

4. Es lamentable que él no haga una revisión de vida en la que se sienta confrontado y asuma que tiene actitudes complicadas, difíciles y que es esto lo que está generando el distanciamiento, es lamentable que tenga esta posición.

5. Creo que si usted se da cuenta que la comunicación es infructuosa, que no está logrando un resultado positivo, que él tiene un patrón distante, no se comunica, no negocia, no hace nada por resolver, le recomiendo buscar ayuda, usted decide si sigue o no, pero poco se puede hacer con una persona que siendo consciente de que hay un problema se niega a buscar soluciones que permitan tener una relación