Farándula

“Descubrí que tenía otra, le mandé el divorcio me pidió perdón”

Rafael Ramos, sicólogo

“Después de muchos años de matrimonio estuve con una persona y la verdad no sé ni por qué estaba conmigo. Cada vez estaba más aislado, indiferente y en los últimos meses hasta se había pasado de cuarto. Con el tiempo descubrí que tenía otra persona, le pedí que se fuera de la casa, no lo tomó en serio, pero al final se fue. Cuando le envíe el borrador del divorcio, lloró, me pidió perdón y quería ir a terapia de pareja pero él piensa que el problema es la otra mujer.

“En realidad no es así, teníamos mucho tiempo de no hablarnos, sin salir, me cansé de vivir sin detalles, no se integra con mi familia, su carácter no es fácil y me dice que estaría dispuesto a volver sólo si yo lo dejo regresar a la casa. Esta casa yo la compré antes de casarnos, yo la pagué, y mucha de la economía de nuestra vida la he asumido yo, porque el no aporta nada. Él quiere volver a la casa y que sigamos con los mismos acuerdos económicos y dice que si él vuelve yo tengo que cambiar mucho para que pueda confiar en mí”.

1. Lo primero que debe hacer es tomar las cosas con calma y creo conveniente que usted busque ya un proceso de apoyo terapéutico que le permita definir muy bien que es lo qué quiere, con el objetivo de que pueda tomar decisiones que impliquen estabilidad emocional.

2. Usted habla de una separación bajo el mismo techo desde hace muchos meses, un tercero involucrado con su pareja, indiferencia, silencios, mal manejo del enojo, así como, un esquema económico que ha sido sostenido por usted por mucho tiempo.

Estos temas tienen muchas implicaciones y deben tratarse con delicadeza y profundidad para poder tomar decisiones a largo plazo, sea regresar o no, esto merece prudencia.

3. Lo que me llama mucho la atención es que la reacción de él, es que esta dispuesto a hacer una apertura al cambio únicamente frente a los papeles del divorcio y condiciona ir a terapia únicamente si puede regresar, para volver al mismo esquema financiero, es desde ahí donde le sugiero buscar una terapia para que se puede revisar el fondo motivacional para tomar una decisión, de forma tal que la decisión esté fundamentada en posibilidades reales de cambio y de reorganización de su vida en pareja, y no que responda a temas emocionales o promesas que se derivan de procesos propios de una mala integración de la separación que están viviendo.