AFP .1 diciembre, 2020
Unos hermanos mexicanos crearon estas piñatas de la figura de Maradona y aseguran que se les están vendiendo como pan caliente. Twitter
Unos hermanos mexicanos crearon estas piñatas de la figura de Maradona y aseguran que se les están vendiendo como pan caliente. Twitter

Las ondas expansivas de la muerte del astro Diego Armando Maradona llegaron hasta la norteña ciudad mexicana de Reynosa, en donde dos hermanos decidieron lanzar una piñata con su figura.

La piñata de Maradona en exhibición muestra al astro sonriente con el uniforme de la selección de Argentina y sosteniendo la copa que ganó en el Mundial de México 1986.

“Nos tocó hacer la piñata del Diego, a todos los que nos gusta el fútbol sabemos quién es este personaje (...). No podíamos pasar la oportunidad de hacerle un pequeño homenaje”, dijo Dalton Javier Ávalos, uno de los dueños del taller.

“A la gente que le gusta el fútbol le gusta la manera en la que la hicimos. Es un homenaje de México para Argentina”, agrega.

El pequeño taller ha recibido hasta el momento ocho pedidos de la piñata de Maradona, pero con las distintas camisetas que utilizó el jugador durante su carrera.

Todo el negocio

Las piñatas se venden en tres tamaños diferentes: de 80 centímetros, un metro con diez centímetros y la más grande de un metro cincuenta.

La elaboración de la piñata de Maradona les lleva un día entero y se hace con una estructura de alambre cubierta con papel periódico. Los precios varían entre los 40 y los 75 dólares, es decir, entre los 20 y 45 mil colones.

La muerte del futbolista la semana pasada sorprendió a todo el mundo. Archivo
La muerte del futbolista la semana pasada sorprendió a todo el mundo. Archivo

El negocio de piñatas abrió hace 34 años y se caracteriza por la elaboración de figuras que rinden homenaje a artistas, cantantes y otras figuras públicas.

Maradona murió el pasado miércoles a los 60 años. El futbolista tuvo con México una relación especial al brillar en el Mundial de 1986 y posteriormente al dirigir al club Dorados de Sinaloa en 2018.