Silvia Núñez.16 enero
René Picado fue quien encabezó el tope, que inició minutos después de la 1 p.m. Foto: John Durán
René Picado fue quien encabezó el tope, que inició minutos después de la 1 p.m. Foto: John Durán

René Picado, gerente general de Teletica, fue de los pocos caballistas que no sufrió con la gran presa que hubo para llegar al tope de Palmares, provocada por el choque en el que murió un empresario, el cual se dio un kilómetro antes de la entrada a ese cantón.

Esto porque el dueño de canal 7 decidió llegar en su helicóptero privado al pueblo para hacer amigos.

Y es que de seguro no quería perderse ni un minuto de la actividad ya que fue el dedicado del desfile de caballos de este año, el cual sigue perdiendo popularidad pues una vez más lució con poco público.

Este es el helicóptero en el que llegó el dueño del 7. Foto: John Durán
Este es el helicóptero en el que llegó el dueño del 7. Foto: John Durán

Picado contó que no duró ni 20 minutos en llegar a la ciudad alajuelense tras salir del aeropuerto Tobías Bolaños, de Pavas.

Y aunque él sabe pilotar desde que tenía 13 años, según nos contó, esta vez decidió irse de copiloto para llegar más relajado a la actividad.

Así lucía la calle principal al inicio del tope, bien pelado. Foto: John Durán
Así lucía la calle principal al inicio del tope, bien pelado. Foto: John Durán

El empresario montó a “Diamante”, de la ganadería Diego de la Pluma y que le prestó su gran amigo Roberto Federspiel, dueño de las tiendas Universal.

Ellos no dudaron en jalar a Palmares pese a la gran presa que había para llegar. Foto: John Durán
Ellos no dudaron en jalar a Palmares pese a la gran presa que había para llegar. Foto: John Durán

“Hoy me pegué una voladita, cuando tenía 13 años hice mi primer vuelo solo. Hoy no lo volé yo porque venía asustado ya que tenía que montar, pero ahora me devuelvo manejando. Había que llegar a tiempo, que era lo más importante”, dijo Picado mientras encabezaba el recorrido.

Este año el tope se atrasó una hora, inició minutos después de la 1 p.m., debido al grave accidente de tránsito que ocurrió a eso de las 8 a.m. entre un vehículo liviano y una chompipa a 1 kilómetro del campo ferial. El fallecido fue Carlos Gerardo Cordero Chanto, de 52 años.

Él era dueño de la sala de eventos Sasoma, ubicada dos kilómetros al este del peaje de Tres Ríos, en La Unión de Cartago.

Las bebidas espirituosas le calmaron la sed a más de una belleza. Foto: John Durán
Las bebidas espirituosas le calmaron la sed a más de una belleza. Foto: John Durán
Ellos llegaron bien preparados con sillas y sombreros para no perderse ningún detalle. Foto: John Durán
Ellos llegaron bien preparados con sillas y sombreros para no perderse ningún detalle. Foto: John Durán
Karina compartió esta foto cuando iban jalando del Tobías Bolaños. Instagram
Karina compartió esta foto cuando iban jalando del Tobías Bolaños. Instagram
Modelos también volaron

Otras que se la jugaron igual de bonito y no se llevaron un dolor de cabeza por la fila kilométrica que había para llegar a Palmares fueron las exmiss Costa Rica Karina Ramos, Natalia Carvajal y la exparticipante de este certamen de belleza Mónica Zamora.

Ellas llegaron a la zona de las fiestas en el mismo helicóptero color rojo de Picado, por lo que pudimos ver en sus historias de Instagram.

Las guapas modelos confesaron que nunca han montado en un tope de Palmares y que esperan alguna vez hacerlo. Foto: John Durán
Las guapas modelos confesaron que nunca han montado en un tope de Palmares y que esperan alguna vez hacerlo. Foto: John Durán

Las guapas modelos se tiraron el paso de los caballistas desde una tarima de la marca Zebol (empresa industrial de la zona) donde también estaban otras caras conocidas como el humorista Alex Costa, el exfutbolista Try Benneth y la odontóloga Sandra León, esposa del alcalde de San José, Johnny Araya.

Natalia contó que es la primera vez que asisten todas juntas al tope y que fue por pura coincidencia que decidieron irse volando.

Andrew Picado Calderón, de 10 años, desfilo junto a su abuelo Ricardo Quirós. Ellos llegaron desde Cartago. Foto: John Durán
Andrew Picado Calderón, de 10 años, desfilo junto a su abuelo Ricardo Quirós. Ellos llegaron desde Cartago. Foto: John Durán

“Planeamos cada una por aparte y cuando nos encontramos fue como: ‘¡ay no lo puedo creer!’”, dijo Karina Ramos cuando le preguntamos sobre el viaje en helicóptero.

Carvajal igual mencionó que el clima se prestaba para sobrevolar Alajuela y fue la mejor opción para evitar pegarse en la presa.

De alguna forma había que animar el ambiente, que a diferencia de otros años estuvo muy tranquilo. Foto: John Durán
De alguna forma había que animar el ambiente, que a diferencia de otros años estuvo muy tranquilo. Foto: John Durán

Con ellas también andaba una venezolana de muy buen ver, llamada María Laura López, quien dijo estar disfrutando mucho de esta tradición costarricense.

Se cumplió lo esperado

Pese a que el mortal accidente por poco y se pasea en la llegada de caballistas, según datos de la Asociación Cívica Palmareña al final se inscribieron un total de 1.500 caballistas.

Uno que no dudó en asistir para lucir a su bella yegua frisona de nombre Serena fue el alajuelense Enrique Castro.

Don Enrique Castro llamó bastante la atención por su gran yegua. Foto: John Durán
Don Enrique Castro llamó bastante la atención por su gran yegua. Foto: John Durán

Este vecino de San Pedro de Poás contó que tiene cuatro años de tener este hermoso ejemplar y que desde entonces no deja a asistir a las cabalgatas.

“Esa la mandamos a traer de Holanda, el precio es variable y depende del gusto del caballista lo que quiera pagar. En mi caso fue un regalo que me hicieron. Ahí en la finca tengo otros caballos, pero más pequeñitos. A ella es la que saco a lucir a los topes”, mencionó el empresario cafetalero.

La pequeña Isa Fabiana Angulo era la más ilusionada con el paso de los caballos. Foto: John Durán
La pequeña Isa Fabiana Angulo era la más ilusionada con el paso de los caballos. Foto: John Durán

Aunque años atrás no cabía un alma y no se podía ni caminar por las aceras, esta vez había campo de sobra para tirarse el paso de los animales, pues había mucha menos gente.

El hecho de que la seguridad ha aumentado un montón y ya no se permiten el exceso en la tomadera de guaro, es quizá una de las razones por las que ya este evento ha ido perdiendo visitantes. Además, este año coincidió en fecha con el tope de Santa Cruz, unas fiestas que han ganado popularidad.

Por ratos el paso de los caballistas estaba tan aburrido que daba tiempo hasta para matizar con la güila. Foto: John Durán
Por ratos el paso de los caballistas estaba tan aburrido que daba tiempo hasta para matizar con la güila. Foto: John Durán

Brian Angulo, y su familia oriunda de Atenas, fueron parte de los amantes de los caballos que no quisieron perderse un solo detalle del desfile. Su hija Isa Fabiana, de 4 años, era la más emocionada con ver a los animales pasar.

Las fiestas de Palmares 2020 arrancaron este jueves y terminarán el lunes 27 de enero.

Los grupos de amigos fiesteros se sumaron a la fiesta, aunque ya no son tantos como antes. Foto: John Durán
Los grupos de amigos fiesteros se sumaron a la fiesta, aunque ya no son tantos como antes. Foto: John Durán
Ella sí que llegó a robar suspiros. Foto: John Durán
Ella sí que llegó a robar suspiros. Foto: John Durán