Erick Quirós.5 marzo
Britanny Zamora tendrá que pagar un platal si quiere salir de la cárcel. Arizona Tribune.
Britanny Zamora tendrá que pagar un platal si quiere salir de la cárcel. Arizona Tribune.

Poco a poco se dan a conocer los detalles sobre la maestra gringa que fue arrestada el año pasado por tener relaciones sexuales con un alumno de 13 años.

La mujer de 28 años y el adolescente tuvieron encuentros íntimos en varias ocasiones y de acuerdo a lo dicho en la corte, más de uno rayó en lo pornográfico, según informó Infobae.

Según se supo en medio de las investigaciones, Britanny Zamora, quien era profesora en la escuela primaria Las Brisas, en la ciudad de Goodyear, en Arizona, se tocó con su alumno en el salón de clase mientras el resto de los chicos miraba una película en el proyector. Así lo informaron registros recién obtenidos que incluyeron entrevistas policiales y videos.

También reveló que mientras estaba en clase el joven le mandaba notas y cartas “de amor” a su profesora. El Departamento de la Policía de Goodyear difundió la foto de uno de los escritos: “¡Eres muy sexy!”, decía el papelito.

Entre los dos también hubo intercambios de fotografías íntimas y el joven dijo ante la corte que la relación evolucionó a tal grado que en un punto ambos se decían “Te amo”. Esto a pesar de que ella está casada.

Así coquetearon por varias semanas hasta que una noche en la que se estaban mensajeando, la mujer le preguntó si se podían ver y mantuvieron su primer encuentro sexual dentro de un automóvil.

A pesar de que la maestra le pidió que mantuvieran las cosas en secreto, el estudiante le dijo a uno de sus compañeros de clase lo que ocurría.

No mucho tiempo después, los dos alumnos se quedaron después de las clases para prepararse para un supuesto "concurso de talentos". Lo que en realidad sucedió escandalizó a todos los involucrados en el caso.

La maestra y el alumno comenzaron a tener relaciones sexuales mientras el otro estudiante los observaba.

“Lo estaban haciendo”, le dijo el amigo a la policía. “Fue muy incómodo”, habría asegurado el jovencito.

También les contó que Zamora le pidió que "se asegurara de que nadie entrara al salón de clases", según el periódico local.

Brittany Zamora fue arrestada en marzo del 2018. Desde entonces se ha declarado inocente en todos los cargos en los que se la acusa, entre ellos, abuso sexual de un menor de edad.

Actualmente permanece recluida en una cárcel del condado de Maricopa, con una fianza de $250.000 (poco más de 133 millones de colones).

Los padres del menor afectado no se quedaron con las manos atadas y están buscando todos los medios que la educadora pague por el error que cometió por lo que la demandaron por una cantidad de $2,5 millones (más de ¢1.500 mil millones).