Redacción .7 junio, 2019

Rihanna es más que una cantante. Ella es una artista global que ha sabido convertir su intuición en una mágica varita del rey Midas, por lo que hace negocio de casi todo lo que se le ocurre: ropa, maquillaje y, por supuesto, música.

La revista Forbes anunció que Rihanna es la artista musical más rica del mundo, al amasar una fortuna de 600 millones de dólares.

El último disco de Rihanna fue ANTI en el 2016. AP
El último disco de Rihanna fue ANTI en el 2016. AP

Rihanna superó las fortunas personales de otros artistas que llevan décadas sobre el escenario. Ella, a sus 31 años, arrancó su recorrido profesional hace más de 15 años y ya sobrepasó en riqueza a Beyoncé, a Céline Dion e incluso a la legendaria Madonna.

Buena comerciante

Curiosamente, la mayor parte de los ingresos de Rihanna de los últimos meses no provienen de su música, sino de Fenty Beauty, su marca de maquillaje.

Creada en setiembre de 2017 y con un enorme éxito en sus primeros 15 meses facturó 570 millones de euros, según France Press.

Otro de sus grandes triunfos ha sido su línea de lencería Savage x Fenty, que quiso crear para todo tipo de mujeres, tonos de piel, cuerpos y tallas y que se ha convertido en un éxito absoluto.

Todo ello acompañado de múltiples colaboraciones con marcas de las más diversas que dejan ver sus muchas facetas: ha sido tanto directora creativa de Puma, con modelos que se agotan en media hora, como creadora de varias líneas de zapatos con Manolo Blahnik. También participó en la película “Ocean’s Eleven”, ha creado pantalones de mezclilla y ropa interior para Armani y ha ideado joyas para la exclusiva casa Chopard.