Redacción , Infobae.com.20 diciembre, 2018
La modelo dijo estar muy feliz porque le injertaron implantes de 1.000 centímetros cúbicos en cada glúteo, casi 4 kilogramos en total. Instagram
La modelo dijo estar muy feliz porque le injertaron implantes de 1.000 centímetros cúbicos en cada glúteo, casi 4 kilogramos en total. Instagram

La actriz porno argentina Sabrina Sabrok desea tener el trasero más grande del mundo, por lo que se sometió el pasado martes 18 de diciembre a una nueva operación para cumplir su deseo.

Ella compartió con sus seguidores de redes sociales el preciso instante en que ingresó a cirugía ya que deseaba aumentar el tamaño de sus nalgas para que fueran acordes con el enorme tamaño de su senos, que actualmente son talla 38 ZZZ.

“Ya tengo los pechos más grandes. Hoy entro a quirófano por las nalgas más grandes del mundo”, escribió muy orgullosa la modelo que ganó fama en México desde el año 2000 cuando bailaba en un programa de comedia de la cadena Televisa, “La hora pico”.

Dos días después de la cirugía estética, a la que no le tuvo miedo alguno, Sabrok dijo estar muy feliz porque le injertaron implantes de 1.000 centímetros cúbicos en cada glúteo, casi 4 kilogramos en total.

Los cirujanos mexicanos a los que confió la tarea tuvieron que mandar a fabricar los implantes exclusivamente para ella con una empresa europea, ya que no es común que alguien quiera ese tamaño de atributos.

Aunque no estaba contenta con los implantes que tenía, de 350 centímetros cúbicos, no dudaba en presumirlos en sus redes sociales. Pero por su inquietud de equilibrar sus curvas con el tamaño de sus senos, y para complacer a sus seguidores, decidió operarse antes de que acabara el año.

Sus seguidores pasan muy pendientes de su salud. Facebook
Sus seguidores pasan muy pendientes de su salud. Facebook

A través de Twitter e Instagram los hombres que la siguen por sus videos para adultos expresaron su preocupación por la salud de la también cantante.

En su etapa de recuperación, la argentina informó los avances de la cirugía, y en broma respondió que su trasero ya es tan grande que no le cabe en el inodoro.

Es tal la fidelidad de sus seguidores, que el verano pasado, a través de Internet cooperaron y lograron reunir $10.000 para que se aumentara el pecho una talla más.

Por eso sabe que debe complacerlos, sobre todo en sus presentaciones en vivo donde el sexo es el protagonista. "Mi show tiene que ser más fuerte ahora, porque ahora que la gente me vio hacer porno, quiere más. Tengo que hacer cosas más fuertes. Trato de estar a la vanguardia de la industria, quiero trascender como la reina del porno más perversa, más retorcida", ha dicho a medios mexicanos.

Sabrina Sabrok tendrá que esperar unos 30 días para ver los resultados y que su cuerpo se recupere por las nuevas y gigantescas dimensiones.