Ileana Vargas.14 febrero

El pequeño Santiago, de 3,5 kilos, fue el maravilloso regalo que recibió el cantante Will Matamoros este Día de San Valentín.

Para el oriundo de Puntarenas y su esposa Karilyn Quesada, este 14 de febrero será inolvidable.

La llegada del pequeño fue a las 11:30 a.m. y nació en el hospital de Heredia por cesárea.

Will fue quien escogió el nombre Santiago para su bebé. Facebook.
Will fue quien escogió el nombre Santiago para su bebé. Facebook.

El papá, con mucha alegría, conversó con La Teja poco después de alzarlo por primera vez y de comérselo a besos.

"No puedo estar más agradecido y feliz de por fin tenerlo con nosotros. Estoy vuelto loco y para colmo tiene los ojos gatos como la mamá, eso me tiene derretido", dijo Will, quien es parte del dúo Klam, junto a su colega Xavier Cartín.

Karilyn tiene un varoncito de 6 años y Will uno de 14, ambos de relaciones que tuvieron en el pasado.

El porteño contó que con la llegada de Santi lo embargaron muchos sentimientos ya que hubo un momento en que pensaron que no iban a convertirse en padres nuevamente.

Will recordó con tristeza que habían sufrido la muerte de dos bebitos, a quienes esperaron con mucha ilusión.

El primer golpazo que sufrieron fue cuando Karilyn, con cinco meses de embarazo, tuvo un aborto espontáneo en su casa.

"Hay un cambio enorme al sufrir una pérdida. Es la muerte de una ilusión, es sentir el corazón desbaratado, es un dolor profundo. Nosotros ya habíamos comprado cositas y vivíamos con esa ilusión de cómo íbamos a pintar el cuarto y esas cosas que le llenan a uno el corazón de amor, de ilusión", expresó.

Seis meses después de enfrentar ese dolor, la ilusión y la fe volvieron a llenar el corazón de la familia Matamoros Quesada con la noticia de la llegada de otro bebito.

Sin embargo, este segundo embarazo fue más breve que el anterior.

"A los dos meses otra vez sufrimos la pérdida. Nos resignamos a que nunca íbamos a volver a quedar embarazados. Fue un proceso de sanación muy duro", confesó.

Luego, sin planearlo, recibieron la noticia del embarazo y este miércoles recibieron con los brazos llenos de amor a Santiago.

Eso sí, este tercer embarazo trajo pruebas muy duras, de hecho, Will asegura que era tanta la frustración y la impotencia que llegó a quebrantar su fe en Dios.

El cantante y su esposa están juntos desde hace dos años. Facebook.
El cantante y su esposa están juntos desde hace dos años. Facebook.

"A los cinco meses me la llevé al hospital con mucho dolor, el doctor salió y me dijo: 'Hay que operarla de inmediato, tiene una peritonitis aguda, firme este papel, el protocolo nos dice que primero hay que salvar la vida de la mamá'. En ese momento me enojé tanto con Dios y le reclamé, le dije: '¿Qué es la cosa? ¿Por qué no me deja ser papá?', y me fui a llorar al parqueo. Yo tenía miedo que este bebé muriera como nos había pasado con los otros", relató.

"A los papás que están en una situación como la que vivimos nosotros, solo les puedo decir que aprendan a esperar en Dios y a aceptar su voluntad", Will Matamoros.

Afortunadamente la cirugía fue un éxito y el resto del embarazo transcurrió con total normalidad. Eso sí, Santiago nació por cesárea ya que la operación estaba tan reciente que un parto natural podía provocar algún desgarre muscular.

"Cuando salió el doctor a decirme que todo había salido bien, ahí mismo reconocí el error que había cometido y le pedí perdón a Dios. Entendí que Él tiene un propósito detrás de todo", expresó.

Will comentó que, después de todo por lo que han pasado, rescata la madurez que esas pruebas le han dado a su matrimonio.

"Tenemos un lazo más fuerte, yo aparte del amor que le tengo a mi esposa, la admiro sobre todas las cosas. Estuvo 14 horas en labor de parto, las pérdidas de los otros bebés, la cirugía y ella seguía con esa fortaleza", comentó.

Sin duda alguna, Santiago viene a ser un hermoso regalo para la familia Matamoros Quesada en una fecha donde el amor es protagonista.

"Nunca, por más profundo que sea el dolor que vivan, pierdan la fe", Will Matamoros.