Silvia Núñez.14 octubre
Lynda Díaz se enojó y mandó a algunos de sus seguidores a buscar qué hacer. Archivo
Lynda Díaz se enojó y mandó a algunos de sus seguidores a buscar qué hacer. Archivo

La expresentadora Lynda Díaz explotó contra quienes la critican por subir una foto en vestido de baño en sus redes sociales.

La puertorriqueña, quien radicó muchos años en Costa Rica, compartió el lunes anterior en su Instagram un video mostrando un bikini negro que se compró.

Así como muchos la halagaron por el cuerpazo que luce a sus 52 años, otros aprovecharon para criticarla.

Lynda, cansada de los malos comentarios, decidió hacer un posteo en la red social para decirle a la gente que sean felices y no la jodan.

Esta fue la imagen que bikini que compartió la expresentadora y por la que recibió muchas críticas. Instagram
Esta fue la imagen que bikini que compartió la expresentadora y por la que recibió muchas críticas. Instagram

“Que bonito es criticar por ignorancia y cochina envidia. Señores, creo en Costa Rica y en el mundo en general, pasamos momentos muy críticos como para darle importancia si puedo o no mostrarme en bikini”, dice el inicio de su publicación.

“En mi familia estamos pasando por la enfermedad de mi hija Nicole que ha sido muy difícil para todos en casa. La apoyamos y estamos a su lado en todo este proceso; sin embargo, me pregunto: ¿Será que para que la gente crea que el dolor es real debo llorar en público y no se puede publicar un momento de felicidad?”, señaló.

“Busquen qué hacer con sus vidas porque la mía no les pertenece es mía y punto”, Lynda Díaz
Menos explosiva

La empresaria, además, pidió que no la juzguen y que busquen qué hacer en vez de sacar el tiempo para criticar lo que hace y no hace con su vida.

“Por favor a los que me conocen saben cómo soy y los que no, pues no juzguen porque estoy segura que todo tenemos historia. Así que sean felices y no me jodan”, agregó.

“Soy madre y bien orgullosa de criar a cuatro hijos maravillosos, no temo a nada porque vivo tranquila. Preocupémonos por nuestras vidas y dejen de criticar. A mis seguidores los aprecio y los quiero, a los haters (personas que odian) busquen qué hacer con sus vidas porque la mía no les pertenece, es mía y punto”, concluyó.

Lynda tiene más de 83 mil seguidores solo en Instagram y son cientos los mensajes que recibe en cada una de sus publicaciones.

La exmodelo vive actualmente entre Aspen, Colorado, y Miami, en Estados Unidos, con sus hijos y a inicios de este año su hija mayor Nicole fue diagnosticada con cáncer en fase tres, lo cual significa que está muy avanzado.

En una entrevista que dio a La Teja publicada en setiembre, dijo que ahora es una mujer menos explosiva que cuando inició en la televisión y que los duros momentos que han vivido como familia la ha hecho más fuerte.

Nicole es muy unida con su madre pese a que no viven en el mismo estado de Estados Unidos. Archivo
Nicole es muy unida con su madre pese a que no viven en el mismo estado de Estados Unidos. Archivo

“Yo no sé de dónde saco esta fuerza, si es Dios, son los ángeles o el Buda al que le rezo, pero me siento en paz, ahora soy menos explosiva, tomo las cosas con más calma y pongo todo en manos de Dios, lo que vaya a pasar no lo podemos evitar y la vida continúa”, dijo en aquel entonces.