Rafael Ramos.21 febrero
La persona envidiosa nunca está satisfecha. Psicode.
La persona envidiosa nunca está satisfecha. Psicode.

“Me considero una persona muy envidiosa, ya que me enoja ver a otras personas felices y saber que yo no lo soy. Nada me ha salido bien y eso me molesta mucho, así que me enojo y me he aislado de mucha gente por eso y no quiero ser así”.

1. Vivir de esta forma no es sano, así que lo más recomendable es buscar ayuda. Si se tiene gastritis, la gente busca a un médico, si necesita un pantalón recurre a un sastre o una costurera y si las emociones se complican se debe ir a terapia.

2. Todos tienen claro que la envidia implica estar observando a los demás, de ver en los logros de los otros las propias carencias. La envidia los lleva a criticar, a hablar mal de los otros, pero qué culpa tienen los demás de haber logrado sus metas.

Esta posición emocional lo único que refleja son sus carencias, sus complejos, sus inseguridades y sus contradicciones. No es sintiendo envidia como usted va a crecer como persona, no es serruchando el piso como va a brillar, no es desestimando o descalificando a los otros como va a crecer.

En la envidia:

· Se pierde la paz.

· Se pierde el rumbo.

· Se construyen relaciones muy frágiles.

· Se aisla.

· Se siente mal por muchas cosas.

· Se cultiva la hipocresía.

· No se trabaja por la construcción de su identidad personal y emocional.

· Se vuelve una persona feas e imprudentes.

El antídoto de la envidia es la sana admiración del otro, puede aprender a ver en los demás un modelo a seguir, con la admiración se crece en humildad y le permite identificar áreas de desarrollo. En la envidia, la mantienen a la gente en la mediocridad.

La admiración es un ejercicio sano que propicia y construye una visión realista, le permite pedir ayuda, a decir no sé. Al asumir nuevas formas de actuar, trabajar y de proceder podrá llegar adonde aquellos que envidia han llegado

En el ejercicio de la admiración se experimenta libertad emocional y afectiva.

11 agosto 2015 cabina radio Bésame, grupo prisa radio, llorente, tibás, san josé. Rafael Ramos, sicólogo y locutor de radio. FOTO: Andrés ARCE / GN.
11 agosto 2015 cabina radio Bésame, grupo prisa radio, llorente, tibás, san josé. Rafael Ramos, sicólogo y locutor de radio. FOTO: Andrés ARCE / GN.