Silvia Núñez.22 marzo
21/3/2019. Sabana. Estadio Nacional. Concierto del cantante mexicano, Luis Miguel. Foto Jeffrey Zamora
21/3/2019. Sabana. Estadio Nacional. Concierto del cantante mexicano, Luis Miguel. Foto Jeffrey Zamora

Luis Miguel quedó tan encantado del Pacífico costarricense que no le importa seguir pagando unos ¢18 millones por noche en un hotel de playa en Guanacaste.

La Teja supo la mañana de este viernes que el Sol de México, una vez que terminó su concierto la noche del jueves en el Estadio Nacional, salió soplado para el hotel Four Seasons, en la Península de Papagayo, junto a su novia Mollie Gould, quien además es una de sus coristas.

Por cierto, con ella iba en la camioneta cuando terminó su presentación y salió a saludar al público en las afueras de la Joya de La Sabana. Ahí logramos ver su bella sonrisa.

Pues bueno, pasar una noche en este lujoso hotel de Guanacaste no cualquiera lo puede hacer.

Aunque con lo que se echó a la bolsa el azteca con su gira “México por siempre” le basta y hasta le sobra. Al rato y hasta este descansito formaba parte del convenio con la productora que lo trajo, eso sí no nos lo confirmaron.

Según un sondeo que hizo La Nación en el 2017 sobre ofertas hoteleras, dormir una noche ahí sale en 30.135 dólares, o sea, más de 18 millones de colones, al cambio actual.

Fuentes allegadas a la producción de su concierto nos confirmaron que el cantante se quedará hasta el próximo domingo, pues ese día en horas de la noche le toca presentarse en El Salvador.

Eso quiere decir que por las cuatro noches, el Sol va a dejar en el país, solo en hospedaje, 72 melones. ¡Lo que es tener plata!

De hecho, se dice que desde mucho antes había planeado quedarse entre cinco y seis días en el país pues al parecer le encantan nuestras playas y quería descansar un rato junto a su pareja.

Luismi llegó a eso de la 1 a. m. el pasado miércoles al aeropuerto Daniel Oduber de Liberia, procedente de Panamá, y en ese mismo momento se fue directo para el Four Seasons y así llegar más relajado a su cita con los ticos.

La modelo compartió en su Instagram esta fotografía demostrando que se devolvieron a la playa. Instagram
La modelo compartió en su Instagram esta fotografía demostrando que se devolvieron a la playa. Instagram
Más de ¢18 millones vale una noche en el Four Seasons.
Afortunada y medio

Pero, ¿quién es la rubia de ojos claros que se adueñó del corazón de Micky?

Se trata de la joven californiana Mollie Gould, de 19 años, quien se dedica al modelaje.

Ella también es bailarina y cantante y aunque casi no habla español forma parte del grupo de coristas del mexicano. Ellos habrían iniciado su romance en marzo del año pasado. Luis Miguel le lleva 29 años de diferencia.

Mollie publicó la tarde de este viernes en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 47 mil seguidores, una imagen donde se ve que está en la playa disfrutando de la hermosa vista que tiene su cuarto y escribió “Que tengan un hermoso día”.

Mollie Gould tiene 19 años y según dicen habla muy poco español. Instagram
Mollie Gould tiene 19 años y según dicen habla muy poco español. Instagram

Luego compartió otra foto en sus historias donde se ve el Estadio Nacional completamente lleno, al momento del concierto de su amado y agradeció por la gran noche que vivió.

La pareja aún no se dejó fotografiar acaramelados, aunque es más que claro que andan desde hace meses pues ella lo ha acompañado a varios eventos importantes.

La envidiada por muchas

La que sí puede rajar que tiene una foto al lado del Sol, es la primera dama de la República, Claudia Dobles, quien compartió el recuerdo de ese momento en su cuenta de Instagram.

La esposa del presidente Carlos Alvarado escribió junto a la fotografía “@lmxlm Gracias por venir a Costa Rica”, convirtiéndose en la más envidiada por muchas de sus seguidoras.

Doña Claudia Dobles compartió con el artista minutos antes de que saliera a cantar. Instagram
Doña Claudia Dobles compartió con el artista minutos antes de que saliera a cantar. Instagram

Según nos enteramos, doña Claudia estuvo con él en su área de camerino minutos antes de que saliera al escenario y según dijo, se comportó muy sonriente y agradecido de estar en Costa Rica después de 15 años de ausencia.