Farándula

Sharon Segura cuenta detalles de su boda: “Desde el día uno le dije que me quería casar”

Sharon Segura caminará al altar el próximo sábado cuando se case con el cantante Daniem

Escuchar este artículo

Sharon Segura le puso las cartas sobre la mesa a quien el próximo sábado se convertirá en su marido, desde el primer día en que salieron.

La guapa modelo fue sincera con Daniel Mora, mejor conocido como Daniem, y le dijo que no estaba para andar perdiendo el tiempo, pues añoraba casarse y formar una familia.

Lejos de asustarlo, al cantante no le quedó otra más que ponerse serio y darse cuenta que si decidía seguir con ese mujerón era para llegar al altar, en algún momento.

La pareja se comprometió el 8 de mayo del 2021, día que ella cumplía años y desde entonces se han dedicado a planear y disfrutar al máximo cada minuto, esperando que les llegue el gran momento.

Sharon habló largo y tendido con La Teja y nos contó detalles de su relación y los secretos de su boda.

–¿Era de las que soñaba con verse casada o no fue tan planeado que llegara?

Toda la vida he soñado con casarme, siempre soñé tener una familia, mi casa, mis hijos, perros y hasta gallinas si se puede. Toda la vida tuve pareja y sí pensé en casarme, pero con Daniel es con el único que he pensado en casarme, incluso ha sido la única persona con la que me he ido a vivir, porque con él veo más allá de la boda, veo mi vida, nuestros sueños juntos, crecer, tener hijos, apoyarnos... Somos un equipo y como yo le digo a mis amigas: ‘no merecen menos de lo que tengo’ y por eso yo le doy gracias a Dios todos los días.

–¿Cuánto llevan de jalar?

Vamos para tres años y dos de vivir juntos. Ha sido un proceso bastante lindo, hemos hecho todo en conjunto en cuanto a la preparación de la boda, obviamente un poquito más a mi gusto, pero él se ha involucrado mucho, está superpresente, me ayuda y colabora. De hecho ahorita estoy con sentimientos encontrados porque ya quiero que llegue el día, pero estoy disfrutando mucho el proceso de preparación y organización.

–¿Qué es lo que tiene Daniel que tal vez mucha gente no conoce y a usted la cautivó?

Él es honesto, sincero, directo, soñador y superinteligente, también a nivel emocional, que eso es lo que más me fascina. Es la única persona que me ha dicho que cuando hay una diferencia no es necesario levantar la voz y he aprendido a que las discusiones son muy fáciles de llevar. No podemos estar enojados ni cinco minutos y eso me encanta porque a pesar de que él es 21 días menor que yo, es más maduro emocionalmente que cualquier otra pareja que haya tenido.

–Cuéntenos detalles y secretos de la boda...

Ha sido más fácil de lo que pensé. Cuando conocí a Daniel casi que a los pocos días encontré el lugar en que me quería casar, incluso se lo dije a mi familia y amigas y llevábamos apenas un mes, ya desde ese momento en mi cabeza se hizo mi boda, así de loca, pero a muchas nos pasa.

Cuando llegó el día del compromiso, que yo sabía que iba a llegar en algún momento, porque yo a Daniel se lo advertí desde el día uno, porque le dije que me quería casar y tener hijos. Él me respondió que él no, entonces le respondí que qué pena, pero yo no quería perder años de años en algo que fuera un juego, no era que ya nos íbamos a casar, pero por lo menos sabía de mis sueños y anhelos.

A los tres meses de jalar compramos casa y eso fue muestra de que eso era un compromiso, cuando llegó ese día, hablé con él, le di mis ideas y él me dio algunas, luego le dije a la planeadora de bodas y armamos todo, ya está todo listo, esperando que llegue el día.

–¿Dónde va a ser?

Eso es un secreto. Los invitados ya saben, pero mis seguidores y gente de afuera todavía no y quiero mantenerlo así, ha sido divertido llevarlo así porque genera expectativa y emoción, yo sé que les va a encantar no por ser el lugar más fino o costoso, sino porque lo hicimos con mucho amor para que sea nuestro día.

–Ya sabemos que usted está disfrutando a pleno el momento, pero, ¿cómo está él?

Creo que igual, obviamente los hombres manejan las emociones diferente, pero todos los días lo mencionamos. Daniel tiene un lado que la gente no sabe y es que es demasiado tierno, llora por todo, se conmueve mucho, habla chineado cuando yo le hablo chineado y es vacilón porque en redes sociales me lo dicen mucho que se ve grosero o despistado y es porque ahí no se ve lo que uno realmente vive. Pero Daniel es un hombre con un corazón muy grande, como un algodoncito de azúcar.

–Esa vida tan expuesta, donde a cada uno le ha tocado salir a defender al otro cuando pasa algo, ¿los ha unido más?

Creo que no, nuestra vida pública no interfiere en la privada, lo que yo siento por él va más allá de lo que la gente diga, no sé si nos ha unido o separado, pero lo que sí podría decir que en los 14 o 15 años que tengo de trabajar en esto, hasta ahora me afectan los comentarios feos de alguna manera.

–¿Por qué?

Porque hasta ahora es que están tocando a una persona que amo con todo mi corazón, antes solo hablaban de mí, nunca habían tocado a mi núcleo, entonces me duele que la gente no conozca lo que vivimos y hablen con tanta seguridad de nosotros.

–¿Y cómo enfrenta ese dolor?

Vieras que nunca veo lo que me mandan o en lo que me etiquetan, aunque a veces me gusta responder alguno que otro comentario y ser sarcástica, porque he sido hasta grosera porque la gente está acostumbrada a que uno no conteste, creen que porque mi vida es pública tienen derecho a opinar lo que quieran y no es así, porque no es que yo voy a su casa y le digo que me siga, los que lo hacen es por decisión propia, pero eso no les da derecho de despotricar en mi contra.

–¿Él es igual?

No, a él le encanta leer todo, en eso somos diferentes. Es que él tiene vida pública hasta hace poquito, entonces le cuesta entender cómo la gente es así y yo le digo que así es y así será por siempre.

–¿Cómo fueron las despedidas de soltera?

Ambas fueron justo lo que necesitaba, primero con mis amigas de toda la vida, fuimos a la playa un fin de semana a hablar paja y a relajarnos. Después, hubo otra que fue la despedida de soltera que toda novia soñó, irse de fiesta, pasear en Cancún, fue una sorpresa grande porque no me la esperaba, tuve que correr porque fueron cuatro días. La verdad es que no puedo explicar lo bien que la pasamos.

–¿Van como muñecos de queque?

No sé (risas), él no sabe cómo voy a ir yo, ni yo sé cómo va a ir él. Sí tenemos una temática para los invitados, con colores permitidos, de hecho han estado muy involucrados preguntado para ir acorde a la ocasión.

–Es bonito que la gente esté tan metida...

Sí, ha sido muy lindo porque hasta cuando vamos a dejar las invitaciones se nota que lo disfrutan, ahí nos quedamos desde cinco minutos hasta un buen rato hablando con ellos, tomando café y compartiendo. Van a ir unos 100 invitados.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.