Rafael Ramos.17 octubre

“Me siento muy insegura conmigo misma pues siempre he tenido problemas de autoestima y no me gusta mi cuerpo. De hecho, hubo una época en la que creo que tuve anorexia, pero nunca se lo conté a nadie. A veces sigo lidiando con el tema de mi peso y cuando alguien me dice algo todo se me hace un mundo. Además, cuando conozco a alguien y a pesar de que siento que tiene buenas intenciones lo rechazo y me encierro”.

"Cuando conozco a alguien y siento que tiene buenas intenciones los rechazo y me encierro”, dice la lectora.

1. Partiendo de su descripción, si existe en realidad un trastorno alimenticio como la anorexia es muy posible de que haya un entramado psicológico que tiene que ver con la autopercepción, la autoestima y la autovalía, por mencionar solo algunas variables. Esto significa que debe tomar decisiones y una de ellas es buscar ayuda

2. Comprendo que esto le pueda causar algún grado de tensión, contradicción e incluso sentimientos encontrados que podrían ser cercanos a un factor nostálgico depresivo. Este patrón de retraimiento social y huir del afecto tiene que ser evaluado a fondo por un profesional.

3. No puede vivir presa de sus miedos. Usted tiene que trabajar en hacer crecer su amor propio y sentirse plena y feliz para que pueda analizar los hechos con objetividad y darnos la oportunidad de trazar una historia bonita.

4. Si usted siente que no le agrada su cuerpo, tiene miedo para establecer una relación y todavía lucha con el fantasma de su peso quizá sea el momento correcto para abrir su corazón, buscar ayuda y reconocer que es importante vencer estos temores para poder avanzar. Lo peor que puede hacer es quedarnos en el silencio, creyendo que algún día las cosas van a mejorar. Busque ayuda y no tenga miedo, porque este es importantísimo ponerse en manos de un profesional en salud mental y emocional que le pueda ayudar a dar un giro a su historia.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr