Rafael Ramos.15 marzo

Es frecuente, cuando hay problemas de pareja, que lo leamos desde lo que nos hace la otra persona, lo que nos lleva a culpabilizar a la otra persona por nuestras actitudes y reacciones y se nos olvida preguntarnos algo tan sencillo: ¿eres una persona agradable?.

Preguntarnos si somos agradables para nuestra pareja es importante para entender el por qué de muchos de nuestros conflictos. Es fácil criticar a nuestra pareja y describir todo lo insoportable y desagradable que es, y justificarnos desde ahí, pero ¿será su pareja desagradable o es su forma de ser la que provoca que su pareja tenga reacciones complejas y difíciles?

Hagamos juntos esta revisión a partir de una guía de preguntas que espero le puedan servir de orientación para entender por qué tiene problemas con su pareja.

– Revisemos la forma de comunicarte:

¿Escucha atentamente?

¿Sus argumentos tienen un buen fundamento?

¿Su interpretación es positiva o negativa?

¿Usa palabras que invitan al diálogo y a la reflexión?

¿Sus palabras son groseras y desagradables?

¿Usa el gesto y el tono correcto?

¿Hablar con usted es una experiencia positiva?

– Revisemos cómo expresa su afecto:

¿Es una persona verbalmente expresiva?

¿Utiliza un contacto físico no sexual de forma frecuente?

¿Es una persona detallista?

¿Trata a su pareja con delicadeza?

¿Es sensible a la necesidad de su pareja?

¿Ha hecho un esfuerzo por comprender cómo le gusta a su pareja recibir afecto?

¿Se ha esforzado por ser una persona creativa en sus expresiones afectivas?

– Revisemos cómo es su carácter:

¿Tiene un buen manejo del enojo?

¿Puede controlar sus impulsos?

¿Evita un enojo ofensivo e hiriente?

¿Procura hacer un poco de silencio y reflexión antes de abrir la boca?

¿Su enojo es razonable o caprichoso?

¿Su forma de reaccionar provoca espacios de conversación sanos?

¿Su enojo provoca conflictos todo el tiempo?

¿Se reciente fácilmente?

– Revisemos cómo actúa a nivel sexual:

¿Es una persona creativa?

¿Habla abiertamente de lo que le gusta?

¿Le presta atención a las necesidades de su pareja?

¿Es cariñoso?

¿Únicamente toca a su para conseguir sexo?

¿Procura un preámbulo creativo?

¿Puede hablar abiertamente de cómo se siente en la cama?

– Revisemos cómo maneja sus emociones:

¿Procura tener un buen estado de ánimo?

¿Se reciente fácilmente?

¿Es de los que saca trapos sucios todo el tiempo?

¿Hace un buen manejo de sus emociones?

¿Es una persona segura de sí mismo?

¿Los celos lo controlan?

¿Tiene una actitud positiva y flexible?

¿Sabe controlarse cuando una emoción fuerte se presenta?

¿Actúa con impulsividad?

En fin, es muy fácil culpar a nuestra pareja pero te repito: ¿eres una persona agradable? Estas preguntas que les dejo por acá son tan sólo una lista de preguntas para que haga una revisión, quizá se dé cuenta que lo que pasa es un reflejo de lo que usted mismo le hace o deja de hacer en su relación.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr