Silvia Núñez.10 noviembre
El cantante Ricardo Bernal, nació en México, hizo gran parte de su carrera en España, tiene cuatro años viendo en Costa Rica y está casado con una colombiana. Todo un trotamundos. Archivo
El cantante Ricardo Bernal, nació en México, hizo gran parte de su carrera en España, tiene cuatro años viendo en Costa Rica y está casado con una colombiana. Todo un trotamundos. Archivo

El tenor mexicano Ricardo Bernal, miembro del grupo Los Tenores, dará su primer concierto en solitario el 15 de noviembre en el Teatro Auditorio Nacional.

El espectáculo lo bautizó “Así soy yo” y por eso quisimos conocer más a fondo a este cantante, quien ya tiene cuatro años de vivir en el país luego de su paso por España.

Una decepción amorosa lo hizo venirse a buscar nuevos aires y al final quedó tan enamorado de Tiquicia, que se quedó para siempre.

Bernal confesó que él es uno de los más chistosos de Los Tenores y que decidió hacer este evento en solitario porque muchos de sus seguidores le decían que querían escucharlo cantar más.

– ¿Cómo inició esa relación con el país?

– Yo vivía en España y cantaba en una ópera en Madrid, de repente una chica llegó del coro y me dijo: ‘oye, tú serías perfecto para un proyecto que está haciendo Capi’. Capi (Miguel Ángel Arenas), es un productor muy conocido en España, que fue el que produjo a Alejandro Sanz y a Mecano. Me dice que él estaba haciendo un proyecto para grabar un disco de música popular, pero cantada como ópera y de inmediato le dije que estaba loca y que no. Pero ella me insiste y me dice que nada más grabe las piezas y me gane esa plata.

– ¿Por qué no quería?

– Para mí era una locura porque yo cantaba en el teatro y de repente era meterme a cantar una mezcla ahí rara, que no era común, pero al final lo grabé en el dos mil cinco. De ahí nos vinimos a hacer una gira por Latinoamérica y donde más me gustó fue en Costa Rica, desde la primera vez que vinimos quedé enamorado por el clima. Así fui viniendo cada dos años, cada tres y me terminé haciendo de muy buenos amigos.

Bernal forma parte del grupo Los Tenores y hasta ahora se animó a organizar un concierto oficial como solista. Foto: José Cordero
Bernal forma parte del grupo Los Tenores y hasta ahora se animó a organizar un concierto oficial como solista. Foto: José Cordero

– ¿Por qué decidió venirse a vivir acá?

– En el dos mil trece tuve una decepción amorosa y en el dos mil quince dije: ‘yo me voy de España, tengo que salir un ratito a tomar nuevos aires’ y les hablé a mis amigos ticos, venía por tres meses y ya llevo cuatro años acá. No fue por una chica que me vine, sino porque quería desintoxicarme, porque venía de separarme de mi exesposa. Luego salió el proyecto de Los Tenores, que ha tenido mucho éxito y me encantó quedarme.

“No es que sea malo cantar música popular, sino que como ya uno se desvía, ya no se es exclusivo de ópera y los de música clásica son exclusivos”, Ricardo Bernal

– ¿Qué fue lo que más le sorprendió los primeros meses viviendo acá?

– El primer shock mío fue cuando fui al supermercado y vi los precios. Dije: ‘¡qué!’, ya no quería comprar nada porque el producto costaba el doble o el triple. Eso hace cuatro años, ahora está más caro todavía.

–¿Cómo le ha ido con la comida?

– Yo me adapto fácilmente, ni extraño la comida. Lo único que extraño es a mis hijos (tiene uno de 12 y otro de 14). Hace 30 años salí de México y nunca extrañé los tacos, ni el chile, nada. Llego a un país y me adapto a comer lo que hay. Yo como de todo, pero eso sí, trato de cuidarme y comer sano.

El mexicano dice estar enamoradísimo de Tiquicia y que lo único que extraña de España son sus dos hijos, que viven con su exesposa. Foto: José Cordero
El mexicano dice estar enamoradísimo de Tiquicia y que lo único que extraña de España son sus dos hijos, que viven con su exesposa. Foto: José Cordero

– ¿Qué platillo típico costarricense le gusta más?

– Todos. Desde el chifrijo, el gallo pinto, los picadillos. Y como los ticos, sin chilito.

– ¿Cómo describiría su forma de ser?

– Soy medio charlatán y medio payasito a veces. Siempre paso tirando ese doble sentido y por eso, creo, que me entiendo tan bien con los ticos. Soy como muy bromista.

– ¿Y sigue solo?

– No, hace ocho meses me casé. Hace dos años dije: 'que tica más linda" y resulta que cuando la conocí era colombiana (Viviana García), o sea ni siquiera estoy casado con una tica (risas). Por eso digo que soy cosmopolita, soy de todo el mundo.

– ¿Cómo renació el amor en su vida?

– Es importante rehacer tu vida después de una decepción amorosa. El divorcio es un periodo muy feo, muy duro y tener que separarme de mis hijos es durísimo. Yo intento ir tres veces al año a Barcelona para verlos, allá tengo casa y los llamo todos los días. ¡Les encanta venir acá!.

– ¿A la colombiana la enamoró en un concierto?

– No, en una feria de bodas, hace dos años. Estaba con Los tenores en un stand al frente de donde ella estaba promocionando un hotel y fue por medio de esas miraditas que hicimos clic. Claro, ese día no nos hablamos ni nada, yo estaba superserio con ella y huí (risas) pero después ella me escribió y empezamos a salir.

– ¿Cuál es su influencia musical?

– Mis inicios fueron muy artísticos y después me pasé a la ópera. Mis inicios fueron con Frank Sinatra, mi gran ídolo era José José. De hecho, en el show voy a cantar una o dos de él como un pequeño homenaje. Después, a los catorce años entré a un mariachi y tuve la dicha de entrenarme y obtener muchas herramientas para cantar, siento que ahí formé mi voz.

-¿Qué hace cuando no está en el escenario?

– Doy clases de canto, estudio música o me la paso con la familia. Soy una persona muy común.

Bien acompañado Canta donde sea Entradas a la venta
En el concierto Bernal cantará la primera parte solo y después se hará acompañar por el mariachi Colonial, con quienes lleva cantando desde hace algún tiempo en sus eventos privados. El mexicano contó que también se dedica a cantar en bodas y hasta en funerales, por lo cual tiene todo un repertorio preparado para cuando lo necesiten. Las entradas del concierto están en ¢25 mil planta baja y ¢20 mil planta alta y se pueden conseguir desde ya en la página boleteria.museocr.org o bien la boleteria del teatro el mismo viernes.