Rafael Ramos.3 junio

“Tomé la decisión de separarme porque viví con un hombre violento. Tuvimos experiencias muy fuertes, pero con el apoyo de mi familia salí adelante. Por dicha no tenemos hijos, pero me tiene muy molesta que él niega todos lo sucedido y dice que nada de lo que hemos vivido es real, pero yo sé que sí hubo mucho maltrato emocional, me dijo cosas muy feas y hubo encontronazos bastante fuertes. No hay marcha atrás, pero me molesta que mienta y les diga a todos que yo soy una loca”.

1. Si usted con objetividad describe una relación con diferentes niveles de violencia, que la llevaron a tomar esta decisión y si su familia la apoya, entonces preocuparse por lo que la otra persona puede decir es un detalle que no tiene mucho sentido.

2. El centro de atención en este momento es su vida, no si él está de acuerdo o no con la separación, o evaluar la versión que él tiene de lo sucedido. Usted tiene que estar muy clara sobre el porqué tomó está decisión. Si se sentía en una espiral de violencia, tomar la decisión de salirse de ahí, no solo es prudente y necesaria, sino que es la única alternativa posible ante un caso de violencia.

3. Creo que cuando se da una separación, es importante establecer límites y tomar distancia, para evitar caer en círculos de discusiones recurrentes y sin sentido. Enfóquese en recuperarse y seguir adelante.

4. En algunas situaciones en las que hay violencia es frecuente que el agresor tienda a desestimar, minimizar o justificar y hasta culpabilizar a la otra persona. No digo que este sea su caso, pero cuando una decisión se toma basada en hechos objetivos y desaparecen los factores de riesgo, simplemente hay que avanzar y buscar apoyos familiares, legales y psicológicos.

5. Si este proceso de separación abre paso a un conjunto importante de mortificaciones por parte de la expareja, también debe evaluar la asesoría de un abogado si procede o no establecer recursos legales de protección para romper con esta espiral de violencia.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr