Artista murió el martes anterior

Por: Erick Quirós 9 julio
Jenny encantó al país desde muy niña. Cort. Jorge Chaves.

El fallecimiento de la cantante nacional Jenny Castillo golpeó al medio artístico del país por la manera tan inesperada en que se dio.

Castillo murió el martes anterior debido a unas complicaciones que se dieron luego de realizarse un tratamiento estético.

La muerte de Jenny hizo que muchos recordaran con nostalgia sus inicios en la música y cómo una estatuilla de un gato, entregada en el programa Telegatunas, terminó de consolidarla y lanzarla a la fama a mediados de la década de los setenta.

La estatuilla en aquel momento daba mucho reconocimiento. Cort. Jorge Chaves.

El premio fue dado como reconocimiento a la artista más popular del momento por el experimentado periodista Hugo Araya, conocido como Gato, quien era el presentador del espacio televisivo, que fue muy visto en la época. Ese galardón daba un estatus importante en aquellos años.

Araya conoció a Jenny cuando era una niña y desde el primer contacto se dio cuenta de que llegaría alto.

Un día hicieron un concurso de talentos donde apareció Jenny y dejó con la boca abierta a medio mundo, incluido el jurado que la premió como la ganadora.

Meses después la estaban nombrando como la cantante más popular del momento gracias a los votos del público.

“Yo conocí al papá que vendía tomate y era un empresario buenísimo. Él, viendo que su hija tenía talento para el canto, se enteró que en canal once estaba el programa Telegatunas y teníamos el primer festival de talento infantil y la inscribió”, contó.

Jenny siempre estaba acompañada por sus padres Olman Castillo y María Cecilia Chaves. Foto: Archivo

Las eliminatorias se realizaron durante cuatro sábados, en los que no hubo duda de que esa niña delgadita, de pelo rubio y ojos verdes sería la gran vencedora.

“Desde que comenzó a cantar ‘Plegaria de una niña’, que tenía una parte como declamada, nos sorprendió a todos. Dominaba muy bien el tema, era un ‘cover’ (canción de otro artista) y fue un impacto, nosotros notamos que no solo ganó el concurso, sino que impactó muchísimo en el país, era una niña callada, que no hablaba si uno no le decía algo, pero caía muy bien a la gente”, aseguró Gato.

El periodista hizo gran amistad con el papá de Jenny y en un momento usó los contactos que tenía para llevarla hasta Televisa, en México.

Castillo se fue pero muchos la tendrán en su recuerdo. Facebook

“En esa época no se acostumbraba que los artistas que trabajaban en San José fueran a provincias y eso nos ayudó mucho, ella abrió los caminos para los demás artistas. Era una muchacha con estrella, gustaba mucho a la gente, incluso la llevamos a Televisa, a un programa diario que hacía Memo Ochoa y la presentamos y gustó mucho allá”, comentó.

Gato trabajaba en la República para ese entonces, pero una vez que dejó ese puesto perdió contacto con la familia y con la artista.

A pesar de eso, Araya lamentó mucho la muerte de la artista de quien guarda un gran recuerdo.