Erick Quirós.14 febrero
La pareja se mantiene en muy buena forma. Instagram.
La pareja se mantiene en muy buena forma. Instagram.

Cada vez es más normal darse cuenta que un futbolista de primera división está jalando con alguna modelo del medio.

También es usual que esa relación sea flor de un día y que terminen ya sea por inmadurez, celos, infidelidades o porque simplemente se cansaron y vieron que no había química.

Es aquí donde la pareja conformada por el exjugador de Saprissa José Francisco “Cocha” Alfaro y la exseñora Costa Rica Karol Uzaga, se convierte en una en un millón.

Este viernes, dicho matrimonio celebrará una vez más el Día del Amor, como lo ha hecho en los últimos 18 años.

Ese es el tiempo que llevan viviendo juntos, se casaron hace 14 años y tienen dos hijas. Nunca se han visto en escándalos, se mantienen en muy buena forma física a pesar de estar alejados de sus antiguos bretes que los obligaban a estar “fit” y cada vez son más felices.

Karol, quien participó en varios concursos de belleza, nos contó un poco sobre su vida y los secretos para estar tan estables después de tanto tiempo.

– ¿Cómo fue que empezó la historia de amor de ustedes?

Yo soy de Guápiles y Fran jugaba allá en el Santos, entonces una amiga en común nos presentó y empezamos a salir y poco tiempo después formalizamos.

– ¿Antes de conocerlo sabía quién era?

No, porque en eso era banca en Santos y por dicha pude conocer al ser humano que hasta el día de hoy me encanta. Es una excelente persona, un gran hijo y esposo.

– ¿Usted ya modelaba en aquel momento?

No, yo apenas tenía como 19 o 20 y él 24. Hasta que nos mudamos a San José, cuando él firmó con Saprissa, fue que empecé a modelar.

– ¿En algún momento le dio miedo involucrarse con él por la fama de perrillos que tienen los futbolistas?

Vieras que todo mundo me decía eso, mis amigos me preguntaban que si estaba loca por meterme con un futbolista, pero él era todo lo contrario, alguien centrado, maduro y bueno.

Como todo matrimonio, ellos han tenido sus problemas pero han salido adelante. Archivo
Como todo matrimonio, ellos han tenido sus problemas pero han salido adelante. Archivo

– ¿Qué piensan sus amigos ahora?

Ahora lo adoran, de hecho en algún momento se lo llegaron a decir (que ella estaba loca por andar con él), pero por dicha se los ganó rápido.

– ¿Cómo la conquistó?

Desde la primera vez que me senté con él me di cuenta de que era diferente, uno ya sabe la hablada de los chiquillos labiosos y él no era así, conversó tranquilo, habló de su familia, muy centrado y correcto.

– ¿Cómo han sido todos estos años juntos?

Nada es color de rosa, al principio nos costó por la inmadurez, pero nunca hubo peleas por otras personas o porque se fuera de fiesta. Él siempre fue muy tranquilo y en los últimos años nos hemos dedicado a disfrutar más el matrimonio, conforme pasa el tiempo más lo hacemos.

– Ustedes llaman la atención por ser una pareja muy atlética, ¿cómo hacen para motivarse?

Él se acostumbró a eso y a mí también siempre me ha gustado el ejercicio, entonces es algo que disfrutamos. Nos cuidamos y nos motivamos. Nuestras hijas han visto que a los papás les gusta el estilo de vida saludable e intentan seguirnos, yo les digo que no hay que caer en lo superficial, pero hay que cuidarse.

Definitivamente hacen una muy bonita pareja. Instagram
Definitivamente hacen una muy bonita pareja. Instagram

– ¿Cómo celebran San Valentín?

Todos los años tratamos de hacer algo especial, almorzamos con las chicas y ya en la noche nos escapamos juntos, siempre es importante tener esos tiempos para los dos.

– ¿Qué les recomienda a esas parejas de modelos y futbolistas que se ven por montón?

Creo que cada cabeza es un mundo, pero debe de haber tolerancia, amor y tener a Dios en el corazón porque solo Él puede hacerlos avanzar juntos. Sé que es difícil porque lastimosamente ha habido muchos casos en que no funcionan, pero sí se quiere, se puede.

– ¿Hubo algún momento en que sintió temor de que la relación no funcionara por ser él una figura pública?

Recuerdo que en Santos era normal, pero cuando pasó a Saprissa la exposición era muchísima y llegaban muchachas al estadio a gritarle de todo, aunque él seguía siendo el mismo, tranquilo, de casa. Si salía era siempre conmigo y eso me hacía sentir muy segura.