Silvia Núñez.19 marzo
Maricruz Leiva dio una conferencia de prensa este martes donde anunció que había demandado ante el Colegio de Médicos y Cirujanos a la doctora que la operó y la mandó grave al hospital San Juan de Dios. Foto: Mayela López
Maricruz Leiva dio una conferencia de prensa este martes donde anunció que había demandado ante el Colegio de Médicos y Cirujanos a la doctora que la operó y la mandó grave al hospital San Juan de Dios. Foto: Mayela López

La periodista Maricruz Leiva conversó con La Teja sobre cómo se encuentra ahora, luego de enfrentar los meses más duros de su vida.

Después de abandonar el hospital San Juan de Dios, en diciembre anterior, la también presentadora de televisión ha tenido que seguir recibiendo tratamiento en este mismo centro médico dos veces a la semana.

Asegura que lo que está pasando no se lo desea ni a su peor enemigo y que no quiere que más personas sigan confiando en doctores que dicen ser cirujanos plásticos cuando no lo son.

Esta es nuestra conversación con ella.

–¿Cómo se encuentra su salud actualmente?

– Vieras que estoy muy bien, gracias a Dios. Voy dos veces a la semana a la Clínica del Dolor del hospital San Juan de Dios, todavía me hacen curaciones. La espalda todavía la tengo llena de heridas, siete meses después aún tengo heridas, pero ya es muy poquito lo que me queda. Dios primero y yo confío en Él que muy pronto se me cierre todo.

Maricruz Leiva contó que la operaron 10 veces para sanarle la piel

– ¿Cómo hace para que no se le vuelvan a infectar las heridas?

– Ando llena de parches que me cubren las heridas, eso me lo quitan para curarme, me hacen lavados y me ponen medicamentos y me ponen parches de nuevo para que no me pegue en la ropa. La cicatriz de adelante ya se me cerró, pero igual tengo que estarme poniendo cinco clases de cremas diferentes y andar con vendas.

– ¿Sigue tomando medicamentos para el dolor?

– Se supone que tengo que estarme tomando un medicamento pero me revelé, no me lo quiero tomar. Es que estando internada tuve demasiado antibiótico, demasiados analgésicos, mucha morfina, fue demasiado y creo que mi cuerpo se vio apaleado por tanta cosas y mi hígado también. Ahora decidí aguantar dolor y lo estoy haciendo conscientemente, me duele mucho pero prefiero eso a estar tomando más medicamentos, por lo menos por ahora.

Así quedó la espalda de la presentadora luego de la liposucción que le realizó la doctora Fallas en su consultorio en agosto del año pasado. Foto: Cortesía
Así quedó la espalda de la presentadora luego de la liposucción que le realizó la doctora Fallas en su consultorio en agosto del año pasado. Foto: Cortesía

– ¿Por qué decide hablar de esto abiertamente hasta ahora?

– Porque la semana pasada ya se puso la denuncia ante el Colegio de Médicos y no queríamos hacerlo antes de que se hiciera esta denuncia. Además, porque de alguna manera siento que tengo una responsabilidad con todo el mundo por lo que está pasando en este momento, no solo me está pasando a mí, la gente se da cuenta porque soy una figura pública, pero esto se ha vuelto una epidemia.

Hay un montón de médicos que no tienen una preparación adecuada y abren una clínica como si nada y engañan a la gente diciéndole que son cirujanos cuando no lo son.

10 veces tuvieron que operar a Maricruz Leiva en la Unidad de Quemados para repararle el daño en su piel.

– Dice usted que esto le pasó por confiada. ¿Por qué no verificó antes si contaba con los permisos respectivos para operar?

– Porque ella (la doctora) se lo lleva a uno hablado. Yo confío cuando ella me dice todos sus atestados, que está a punto de graduarse como cirujana plástica, anda una camisa que dice cirugía plástica Brasil, en el hombro dice Academía Cirugía Plástica Brasil, porque ahí es donde según ella se especializó. Me dice que tiene una maestría en lipoláser, una maestría en cirugía estética, donde ella me dice todas esas cosas yo le creo.

Tiene una labia increíble. Me decía que sus manos Dios se las había dado para hacer milagros.

A Maricruz le quitaron piel de otras partes de su cuerpo para hacerle los injertos en la parte dañada. Foto cortesía
A Maricruz le quitaron piel de otras partes de su cuerpo para hacerle los injertos en la parte dañada. Foto cortesía

– ¿Cuando despierta de la cirugía y se da cuenta de que le operó el abdomen qué pasa?

– Ese día me operó en la pura noche. Salgo como a la una de la mañana. Cuando despierto ya estoy morada, ya estoy mal. Desde el día siguiente yo sabía que algo andaba mal porque además, al día siguiente me empezó a poner oxígeno en la piel, a inyectarme.

Me mandó a un spa para que me hicieran tratamientos, ella sabía lo que había pasado. Empecé mal, mal, hasta que un día me descompuse en la entrada de su clínica y me hizo un examen de sangre y me dice que es que tengo anemia, pero cuando llego al hospital me dicen que es que había sufrido una pérdida masiva de sangre durante la cirugía y ella no me dijo nada.

– Usted dice que ya perdonó a la doctora, ¿por qué?

– Un día de estos leí que si Dios nos perdona el montón de cosas tan feas que hacemos nosotros, cómo nosotros no vamos a perdonar a una persona y yo también dije ojalá que Dios el día de mañana acompañe a Marie Clare y a Eric (sus hijos) en su ejercicio profesional. Yo no quisiera que ellos cometieran un error en su trabajo y que alguien se ensañara con ellos entonces, de todo corazón yo la perdoné.

Así es como lucen actualmente las heridas en su abdomen y espalda luego de siete meses de cuidados. Foto cortesía
Así es como lucen actualmente las heridas en su abdomen y espalda luego de siete meses de cuidados. Foto cortesía
Presentó denuncia formal ante el Colegio de Médicos
La semana pasada la periodista denunció ante la Fiscalía del Colegio de Médicos y Cirujanos a la doctora Jennifer Fallas, quien la operó en agosto del 2018. Sus abogados Mauricio Brenes y Avi Maril dijeron que están esperando que el Ministerio Público resuelva la investigación que tienen en contra de la doctora para ver si abren una causa penal en su contra. La periodista afirma que no ha demandado de manera civil a Fallas porque su interés no es obtener plata a raíz de lo que pasó.