Erick Quirós.1 abril, 2018

Doña María Elena Vásquez, la señora que lloró porque no llegó a tiempo para votar el pasado 4 de febrero, ejerció su derecho apenas abrieron las urnas.

Con esto, la vecina de Tibás siente que enmendó el error que tuvo por no haber revisado el lugar de votación con tiempo.

Su historia se dio a conocer en La Nación el día de las elecciones nacionales porque llegó faltando tres minutos para que cerraran las votaciones a la escuela Mauro Fernández, en Tibás y cuando se buscó en el padrón, su domicilio electoral era otro. En ese momento sus lágrimas conmovieron a muchos.

"Leí todos los comentarios y mucha gente me consideró y apoyó y otros me criticaron y tenían razón, fue algo que nunca pensé que me pasaría", señaló doña María Elena.

En aquella ocasión, ella venía de un paseo familiar en México y aseguró que tenía todo medido, pero nunca pensó que su nombre no estaba en el centro educativo ubicado en Tibás centro.

"A las 6 y 15 de la mañana ya estaba votando porque sé que fue un gravísimo error el que cometí la otra vez de atenerme y no consultar el domicilio electoral, esta vez desde antes ya estaba segura de dónde me tocaba votar", aseguró la señora, que votó en la escuela José Rafael Araya en la Florida de Tibás.

Doña María Elena está vez sonrió en vez de llorar. Cortesía.
Doña María Elena está vez sonrió en vez de llorar. Cortesía.

Doña María afirmó que estaba esperando encontrarse al periodista Alexánder Sánchez (quien grabó el video antes) para contarle que esta vez sí votó.

"Ese día corrí muchísimo porque veníamos de un viaje con la familia y teníamos todo calculado, pero el avión se retrasó, un hermano que vive en Palmares sí llegó a tiempo, pero yo jamás pensé que no llegaría. Le doy gracias a Dios que hubiera segunda ronda porque es una oportunidad para mí de enmendar mi error, es algo que nunca me había pasado", agregó.

La pensionada contó que votó por Carlos Alvarado porque siente que es la persona más capacitada para llevar el rumbo del país. Eso sí, aseguró que cualquiera que sea el presidente no gobernará solo y todos los ticos tenemos que poner de nuestra parte para salir adelante.