Rafael Ramos.22 junio

“Cometí un grave error. Hace seis meses terminé una relación muy complicada que duró cuatro años, en la que hubo mucha violencia verbal. Yo no era feliz, pero me armé de valor y lo terminé, pero él me buscó, me juró que mejoraría, volvimos una semana y después de que nos acostamos se desapareció. Me siento tan burlada, ahora me bloqueo de todo, no sé nada de él y tengo tantas ganas de decirle mil cosas, pero no sé qué hacer”.

"Yo no era feliz, me armé de valor y lo terminé pero él me buscó, me juro que mejoraría, que las cosas habían cambiado", cuenta la lectora.

1. Ciertamente es muy doloroso lo que usted cuenta, ya que cuanto se termina una relación y se empieza un proceso de recuperación en el que ya tenían seis meses separados. Ustedes deciden intentarlo bajo la premisa de una promesa de cambio, pero a la semana nuevamente está sola porque esta persona desapareció.

2. Todos tienen una responsabilidad con su historia emocional y es fundamental que tenga algo muy claro, ¿qué se está permitiendo usted? Cuando una relación tiene múltiples problemas que no se resuelven y se nota que no hay anuencia al cambio se debe tener cuidado porque escuchar promesas no tiene ningún sentido, son los hechos los que tienen que determinar si vuelve o no.

3. Pero un paso más allá es desarrollar la convicción personal sobre por qué tomó la decisión de terminar. Si usted considera que tenía todos los hechos y los argumentos para definir que está mejor sin esta persona, entonces, no es momento para la culpa ni en la contradicción. Recuerde, ¿este es el trato que usted se merece?

4. Usted debe reconocer qué se merece, qué es lo que quiere y cómo lo desea, ya que en definitiva todo esto es la construcción del bienestar. No debería suponer procesos de dudas ni de contradicciones, sino obligarse a un proceso de análisis, en el que sienta un profundo respeto por usted misma. No traicione sus decisiones, sobre todo cuando estas tienen un fundamento válido en lo vivido por usted.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr