Mujer trangénero cuenta que infierno que vivió la hizo tomar la decisión de renunciar a los encuentros sexuales.

 17 noviembre, 2019

Una YouTuber transgénero se declaró adicta al sexo y confesó que lo llegó a practicar hasta 10 veces al día.

Jolene Dawson, de 24 años, cambió de sexo cuando tenía 19 años. El año pasado comenzó a hacer videos en YouTube para compartir historias sobre sus relaciones como mujer transgénero.

Transgénero reveló que tenía sexo como loca.

La joven comenzó a buscar nuevas historias sexuales interesantes y, a su vez, a tener relaciones sexuales con más frecuencia.

“Ya no iba trabajar para poder tener sexo. Tenía sexo con al menos cuatro hombres por noche”, contó.

La preocupante tendencia se incrementó tanto que hasta perdió su trabajo.

Fue cuando dos de sus amigos, quienes predican las abstinencia sexual, la hizo plantearse la idea de alejarse del sexo por completo.

Sin embargo, esa misma noche su adicción la venció y en el camino a casa invitó a su conductor de Uber a su habitación. Jolene explicó que se arrepintió y le pidió a su invitado que se marchara, pero el hombre no lo hizo y se puso furioso, por lo que no fue sencillo convencerlo.

Jolene estaba lista para cambiar, así que se registró en un centro de rehabilitación.

El personal del centro realizaba patrullas nocturnas para asegurarse de que los pacientes no tuvieran sexo entre ellos. Sin embargo, la vigilancia no fue efectiva. Esto hizo, según detalló la joven que su adicción fuera diez veces peor.

Después de salir del centro, Jolene acudió a una fiesta con sus amigos con la esperanza de pasar una velada divertida. Trágicamente, sucedió lo inimaginable.

“Fui agredida sexualmente y sentí que me lo merecía después de cómo había estado viviendo”, recuerda.

Fue cuando Jolene decidió poner un hasta aquí y evitar el sexo a toda costa.