AFP .8 febrero
La ley musulmana es inflexible con quienes la irrespetan. AFP
La ley musulmana es inflexible con quienes la irrespetan. AFP

Dos hombres cristianos fueron azotados por consumir alcohol y jugar por dinero en Aceh, la única provincia de Indonesia que aplica la sharia, la ley islámica.

Los dos cristianos recibieron este lunes 40 golpes de caña cada uno en Banda Aceh, capital de esta provincia que practica un islam conservador en Indonesia, el país con la mayor población musulmana del mundo.

Uno de ellos, identificado por sus iniciales JF, dijo que eligió este castigo en lugar de un proceso civil que podría haberle llevado a la cárcel por un máximo de seis meses.

“La policía de la sharia nos ha dado dos opciones y hemos elegido conscientemente someternos a la ley islámica. Nadie nos obligó”, dijo.

Ley salvaje

La flagelación es un castigo raramente ejercido sobre los no musulmanes en la provincia del norte de la isla de Sumatra, donde dos hombres recibieron cerca de 80 golpes de caña de ratán cada uno la semana pasada en Aceh, por mantener relaciones sexuales.

Siete personas fueron azotadas en total el lunes en Banda Aceh. Las otras cinco eran musulmanes castigados por adulterio o por beber alcohol.

Las asociaciones de defensa de los derechos humanos denuncian estos castigos que comparan con la tortura, mientras que el presidente indonesio Joko Widodo ha llamado a ponerles fin.