AFP .16 octubre
Aun con vacunas disponibles habrá que seguir con mascarilla y distanciamiento. AFP
Aun con vacunas disponibles habrá que seguir con mascarilla y distanciamiento. AFP

Dos empresas estadounidenses esperan solicitar la aprobación de emergencia para sus vacunas contra el covid-19 a fines de noviembre, una buena noticia para Estados Unidos en un momento en que atraviesa un nuevo repunte de casos, con un total superior a los ocho millones.

Pfizer espera dar un paso adelante con su vacuna después de que estén disponibles datos sobre su seguridad en la tercera semana de noviembre, un par de semanas después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El anuncio significa que Estados Unidos podría tener dos vacunas listas para fin de año, al sumarse la de la firma de biotecnología Moderna de Massachusetts, que apunta al 25 de noviembre para solicitar su autorización.

"Asumiendo datos positivos, Pfizer solicitará el uso de autorización de emergencia en Estados Unidos poco después de que se logre el hito de seguridad en la tercera semana de noviembre", afirmó el presidente y director ejecutivo de la compañía, Albert Bourla, en una carta abierta.

La noticia tuvo impacto en las acciones de la compañía, que subieron tras el anuncio un 2% en Estados Unidos.

Pero los expertos advierten que, incluso cuando se aprueben las vacunas, pasarán varios meses hasta que estén ampliamente disponibles.

En cualquier caso, es poco probable que sean un buen sustituto del uso de máscaras, el distanciamiento social y otros comportamientos recomendados para frenar la transmisión, dado que hasta el momento se desconoce qué tan efectivas serán.

Dr. Anthony Fauci, una autoridad en el tema.
Dr. Anthony Fauci, una autoridad en el tema.

“Es posible que no podamos volver a ver cines repletos o estadios llenos de espectadores en muchos meses hasta 2021, o incluso más tarde”, explicó el director del Instituto de Enfermedades Infecciosas estadounidense, Anthony Fauci, durante una entrevista con la Universidad Johns Hopkins.

El gobierno, sin embargo, prepara ya la inmensa cadena logística que será necesaria para lanzar la distribución de las primeras dosis en las 24 horas que sigan a cualquier autorización.

Diez vacunas experimentales se encuentran en la fase final de ensayos en todo el mundo, pero estas dos son las únicas activas actualmente en Estados Unidos.