Internacionales

Abogado planeó su asesinato en EE. UU. para que hijo cobrara el seguro... pero sobrevivió

Alex Murdaugh y un excliente fueron descubiertos tratando de hacer trampa, ahora los dos están detenidos.

Después de la muerte de su esposa y de un hijo, el abogado estadounidense Alex Murdaugh pidió a un antiguo cliente que lo matara para que su hijo menor cobrara un seguro de vida de 10 millones de dólares, informó la policía de Carolina del Sur.

Murdaugh, que se cuenta entre los más selectos abogados y fiscales locales, se convirtió en noticia luego que el 7 de junio se descubrieron los cuerpos de su esposa de 52 años y su hijo de 22 afuera en una de sus propiedades de la ciudad de Islandton. Hasta la fecha no se han hecho detenciones por esos crímenes.

El caso se intensificó el 4 de setiembre cuando el abogado --de 53 años-- fue atacado a tiros a la orilla de una carretera solitaria. Presentaba heridas en la cabeza, fue enviado a un hospital y sobrevivió.

Murdaugh, quien fue acusado de malversación financiera por su bufete, admitió el lunes haber organizado el ataque contra sí mismo con su excliente Curtis Edward Smith, de 61 años.

Explicó a los investigadores que le dio un arma y le ordenó que le apuntara a la cabeza.

“Admitió haber planificado ser ejecutado por Smith para que su hijo pudiera cobrar un seguro de vida evaluado en casi 10 millones de dólares”, informan documentos judiciales.

Le conseguía drogas

En el pasado, su excliente lo abastecía de drogas, dijo Dick Harpootlian, abogado de Murdaugh.

Smith fue detenido el martes e inculpado de asistencia al suicidio, agresión y fraude en seguros. “Admitió haber estado presente en el momento de los disparos y haber botado luego el arma”, según el acta de acusación.

Este hecho no resuelve los asesinatos de junio.

La ascendencia de Murdaugh, cuyo padre, abuelo y bisabuelo fueron fiscales durante 87 años, alimenta la sospecha de una posible complicidad con autoridades en el caso.

La prensa recordó además que el hijo asesinado en junio había tenido un accidente de barco en 2019 en el que murió una mujer de 19 años. Paul Murdaugh fue acusado entonces de “conducir el barco en estado de ebriedad” pero nunca se abrió un proceso en su contra.

El jefe de la policía de Carolina del Sur, Mark Keel, pidió “paciencia” a la población y prometió “una investigación, profesional, serie e imparcial”.